domingo, 15 de diciembre de 2013

Marchando otro desahogo...

Mira que últimamente escribo poco... y lo poco que escribo es para desahogarme...
El otro día vi una peli que el prota para desahogarse grita desde la terraza de su casa... claro que vive en un chalet en medio de la sierra. Si yo hiciera eso en mi comunidad de vecinos igual llamaban a los bomberos...

Veamos... que yo ya no sé si es que soy demasiado blanda, demasiado mal pensada, demasiado borde o es que me estoy volviendo loca...

Viene mi hija ayer con un 10. Su primer 10... Además justo ayer que yo no iba a comer a casa... me llamó al móvil a decírmelo. Además la historia del 10 tiene su miga... a mi hija no le gusta mucho estudiar. Le gusta investigar por su cuenta, mirar los libros de los temas que le interesan, e incluso de lo referente al cole, lo que le interesa lo exprime al máximo, y mira en internet lo que le apetece saber más... pero eso de memorizar porque sí, porque hay que memorizar... pues es una dura pelea. Encima el comentario es:

- Mamá... es que no sé para qué estudio tanto... si nunca voy a tener un 10...
-¿Y porqué no vas a tener nunca un 10, vamos a ver?
-  Pues porque es imposible... es muy dificil hacerlo todo todo todo bien...
- Bueno... yo no te pido que tengas un 10... pero sí que te esfuerces como para tenerlo... piensa que si estudiando para un 10 no llegas al 10... si te conformas con estudiar para un 5... ¿donde te quedas? Lo importante es esforzarte. Si no llegas al 10 no pasa nada.

Pero mira por donde el otro día llegó el ansiado premio... un 10 en conocimiento del medio, y mi hija estaba como loca de contenta... y fue el momento para además de darle besos y abrazos, decirle aquello de: "ves cómo ha merecido la pena el esfuerzo, a que te sientes muy contenta contigo misma..."

Hoy tocaba comida suegril. A mi estas comidas me van a costar una úlcera, os lo digo en serio.

Pero como soy gilip... hasta la médula... tonta de mí... pensando tanto en mi hija como en... yo qué sé... intentar "suavizar" el mal ambiente... le digo a mi hija en medio de la comida:

- Anda, cariño... cuéntales a los yayos la nota que has tenido esta semana.
MI hija que no quería contarlo... SI ES QUE ES MÁS LISTA QUE YO, JOLINES... no tenía que haberle insistido...
Al final, lo cuenta:

- He tenido un 10 en conocimiento del medio.
Respuesta inmediata de mi suegro:
- Lo realmente importante es lo que hayas tenido en matemáticas. ¿Qué has tenido en matemáticas?
- En matemáticas he tenido notable.
- Pues si has tenido notable es que tienes que mejorar.
La cara de mi hija ha sido de... sorpresa... tristeza... de "¿qué he hecho mal?"

Y eso ha sido todo. Por enésima vez desde que esta mala gente se cruzó en mi vida... me he arrepentido de intentar ser buena, conciliadora, y de que mi  hija tenga una relación "medio normal" con ellos.

sábado, 26 de octubre de 2013

¿Qué pasa si se cae la tortilla al parquet?


Ir a cenar a casa de mis tíos a veces era como ir a un museo.

Había que tener cuidado de no tocar lo que se rompe, de no manchar lo delicado, de no acercarse más de la cuenta a nada, por si acaso... Así lo recuerdo yo, de mis meriendas de niña allí.

Por ejemplo... el parquet. Los niños cenabamos en la cocina porque sino, el parquet se podía estropear. Que no cayera una miga, que la mancha no se iría jamás. Cuidado con el calzado, que no lo rayara...

De pronto, en medio de la cena, oías a mi padre con voz muy seria:

- Oye... ¿si se me ha caido un trozo de tortilla al parquet no pasa nada, no?

Mi tía saltaba como un resorte a por un paño adecuado para quitar la tortilla y limpiar de inmediato la mancha. Cuando llegaba junto a mi padre se daba cuenta de la broma...

Así era mi padre... que el año que Marisa Naranjo se equivocó y todos en España tomaron mal las uvas, en mi casa todos las tomamos bien porque ya estabamos "entrenados"... mi padre todos los años nos tomaba el pelo, jugaba a confundirnos... por Dios... todavía me parece oirle en cada Nochevieja, dando los cuartos, con la cucharita del café golpeando la copa de champán...jajajaja

El día 20 hizo 17 años que se fue... que el destino lo arrancó de nuestro lado... que nuestra vida se rompió...

domingo, 6 de octubre de 2013

Recuerdos del Pilar

Quería desearos felices Fiestas del Pilar, y de repente me he encontrado a mí misma recordando fiestas pasadas... me hago mayor... eso de pensar: esto fue hace 20 años, esto fue hace 15... no tiene nada de malo... es que he vivido mucho, y la verdad... casi todo feliz, muy feliz. Aunque cuando estás ahi no eres muy consciente, en realidad... 

Asi que bueno... desearos felices fiestas a todos... mañicos y no mañicos... y aqui van mis pinceladas-recuerdos... 

Las ferias.... con mi hermano... madre mía... qué frío debía de hacer entonces... fotos con gorro, bufanda y abrigo... 

Comidas en familia... mi madre siempre hacía para el día del Pilar, que era "sagrado", ternasco asado con patatas... hummmm que le salía... hummm cómo le salía... 

Más mayor... recuerdo un pregón... madre mía... qué locura... Aragón tiene sed y nosotros también... toma pozal de agua desde los balcones... no debía de hacer frío ya... porque yo no recuerdo pasarlo...jajajjaja... 

Fuegos artificiales, inicio de fiestas... desde San Juan de los Panetes... qué miedo y qué susto... parecía que el suelo temblaba... Era el año 87... Y si no fue ese año, por ahí le andaba... fin de fiestas, fuegos de fin de fiestas... de repente todo el mundo desaparece y me da tanto miedo volver sola a casa que busco una cabina para llamar a mi padre, que viniera a buscarme. Algo asi como las 2 de la madrugada, mi padre tenía que madrugar, llevaba ya rato durmiendo y vino a buscarme...  

Recuerdo el concierto de Loquillo... en el Paseo Independencia... que era gratis... llegamos prontísimo, para estar bien delante... una y no más... empezó el concierto, la gente empezó a empujar... creí que me moría aplastada contra las vallas... Estaban bien aquellos conciertos en Independencia... también recuerdo ir a uno de Ole Ole, y a otro de... ¿Alaska? ¿O esto me lo estoy inventando? Ayssss esta memoria... 

Años después, embarazada de mi hija, me perdí otro concierto "de gratis", multitudinario... el de Amaral en 2005... lo vi en la tele... con una mezcla de pena y alegría... hubiera matado por poder ir... pero embarazada de 7 meses no parecía prudente... Siempre digo que Amaral fue la banda sonora de mi embarazo... 

Un Pilar muy triste: el de 1996... con mi padre ingresado, le quedaba una semana, y lo sabíamos... aquella víspera del Pilar, tradicional noche de fiesta y juerga, que yo pasé con mi madre en el hospital... qué diferentes pueden ser las noches... Y el recuerdo emocionado a Sergio, el amigo de mi hermano, que intuyó que "algo gordo pasaba" cuando llamó a mi hermano a preguntar que porqué no salía, y se presentó en casa,  a cenar con él, para que no estuviera sólo... años después 2011, perdido el contacto, Sergio vino a darnos un abrazo... por motivos igualmente tristes... se ha perdido el contacto, y la amistad, pero ese cariño... ese estar ahí... dice mucho bueno de este chico. 

Año 93... concierto de Siniestro Total... señor señor... otra vez que casi me aplastan... pero qué bien lo llegamos a pasar... 

Años de escapar de las muchedumbres... y salir de viaje temprano... y ser las 7 de la mañana y ya ver gente vestida de baturra para ir a la ofrenda... con sus flores... 

Y hablando de ofrenda... no voy nunca al centro, a verla el dia del Pilar... y sin embargo me emociona asomarme a la ventana, o salir a cualquier calle... y ver esos rios de gente, cada uno con su traje, el de su tierra, que ahora ya no todos son baturros... con flores... niños, mayores, más mayores todavia, bebés... cada uno con su origen, su creencia o no creencia... me resulta emocionante ese río humano... 

El año que me subí a un cacharro en las ferias y casi me muero... qué mareooooo... 

O el año que desayunando en Madrid ví el diluvio universal cayendo sobre la plaza... madre mía... 

La "feria de muestras" que volvías a casa con miles de bolsas llenas de folletos, bolis, pegatinas... que te servian para jugar a mil y una historias durante un año completo... 

Aventuras contadas por mi hermano, cuando era voluntario de Cruz Roja... 

Una se hace mayor... y algunas de esas cosas ya no me  resultan tan divertidas, ni tan emocionantes... otras por el contrario me ponen aún y todavía más la carne de gallina... Ya no tengo a mis padres para que me compren churros en las ferias, pero tengo a mi hija a la que le encantan los puestos de pulseras y bolsos de tela... "los hippys" que les decía yo de cría... 

Sean cuales sean vuestras fiestas... FELICES FIESTAS DEL PILAR... 

viernes, 6 de septiembre de 2013

De vuelta

A lo tonto a lo tonto... que se han pasado tres meses desde mi última entrada. El caso es que ha habido muchas cosas que me hubiera apetecido comentar, y por una cosa u otra... se me ha ido pasando. Asi que como aquel que dice: "borrón y cuenta nueva"... lo que se me ha pasado sin contar, pues ahi se queda. Eso sí, quiero compartir con tod@s el sitio donde hemos pasado las vacaciones: www.posadapaz.com Una casa rural maravillosa, donde sus dueños, Jose Antonio y Mari Paz, nos han tratado fenomenal, especialmente a mi hija. Si tengo tiempo ya os enseñaré fotos y os contaré cosas... pero no quería que se me pasara el tiempo sin comentarlo. Si un día vais a Cantabria, tenedlo en cuenta. Paz y descanso del bueno.

lunes, 27 de mayo de 2013

Un programa que me gusta...

                Bueno, hace un tiempo os hablé de dónde compro la verdura, y lo bien que me atienden, otro día hablé de un libro que me tenía enganchada... pues hoy voy a hablar de un programa que lo acabo de descubrir, accidentalmente, y que me tiene emocionada. Pero emocionada de sacar el pañuelo...

                  Se llama código de familia. Es de Aragón TV, pero no pasa nada, que lo podeis ver en internet, y no tiene nada especificamente aragonés como para que al resto de la humanidad no le resulte tierno, emocionante... He visto tres capítulos y tan pronto estoy llorando de emoción, que riendo como una tonta. Los protagonistas dicen frases de estas dignas de escribir y enmarcar.  Y alguno me resulta digno de una estatua, o una placa en su pueblo o... yo qué sé.

                 Yo no veo demasiada tele, en parte por falta de tiempo y en parte porque... vaya mmmm que suelen echar. Pero este de verdad me parece tan... bonito...

               Os pongo el link: http://alacarta.aragontelevision.es/programas/codigo-de-familia/pagina/1





miércoles, 15 de mayo de 2013

Orgullosa de mi hija

Normalmente cuando una madre dice que está orgullosa de su hija lo dice después de contar un logro o un éxito: cuando ha sacado buenas notas, cuando ha conseguido un buen trabajo, cuando ha hecho algo importante...

Yo sin embargo hoy estoy muy orgullosa de  mi hija por algo que no ha hecho, por algo que no va a hacer, y ella lo sabe, y no por eso lo deja estar.

El sábado es el día del deporte en el cole de mi hija. Van a hacer una carrera por el parque donde está el cole. Las hacen por cursos, y separados niños y niñas. La participación es voluntaria. El año pasado hubo varias amigas de mi hija que no quisieron participar porque ya sabían quién sería, seguramente, la ganadora. La mía participó pese a saber que ni de lejos iba a ser ni la primera ni la segunda. Fue la última, a años luz de la penúltima. Y aún así entró corriendo medio asfixiada y con una sonrisa de oreja a oreja.  Este sábado la carrera se repite, sus amigas ya han dicho que no van a participar, porque total, siempre gana fulanita. Yo le he dicho a mi hija: ¿vas a querer correr? y su respuesta ha sido: pues claro que sí... ¿porqué no iba a querer?

Cosas así son las que me hacen estar orgullosa de ella. Creo que es la mejor filosofía en la vida, en los tiempos que corren. Sabe que no va a ganar, sabe que probablemente será la última, y aún así, quiere participar... porque sí, porque es una actividad del cole, porque es el día del deporte, y porque le apetece.

Para mí, es una campeona.  Y alli estaré para aplaudirle como una loca.



viernes, 10 de mayo de 2013

domingo, 5 de mayo de 2013

Feliz Día de la Madre

Hoy va a ser un día durillo... porque a la felicidad de que mi hija me abrace y me felicite, se une la tristeza de que yo no tengo a mi madre conmigo, para abrazarla y felicitarla.

Mañana hará dos años que ya no la tengo conmigo, y parece que fue ayer que me daba "sabios consejos", aunque el más importante fue su vida misma, su ejemplo.

No la tengo conmigo, pero todavía sigo recibiendo su mejor regalo: el orgullo de su recuerdo. La certeza de que fue una persona maravillosa, como me lo demuestra cada llamada de sus amigas, que encierra todo el cariño que de ella recibieron, y que ahora ellas nos devuelven a nosotros, casi sin darse ni cuenta, a mi hermano y a mí.  Y es una enseñanza, para mí lo es.

Así que voy a hacer "como las abuelicas" estas que dicen "más sabe el diablo por viejo que por diablo"... y os repito, como digo alguna vez: no olvideis llamar a vuestras madres, o mejor, ir un momentin a su casa, y darles un abrazo bien fuerte, y decirles cuánto las quereis. Es importante para ellas, pero creedme, también es importante para vosotr@s.  Los únicos abrazos que duelen son los que no se dan.


martes, 23 de abril de 2013

Libros,galletas y sentimientos

23 de abril.
Día del libro. Día del libro porque se conmemora la muerte de Cervantes y Shakespeare.
Además, es el día de Aragón (y de Castilla León).

Por eso en Zaragoza tenemos fiesta, y por eso el Paseo de la Independencia se llena de puestos de libros.
Todos los años nos gusta bajar al Paseo, dar una vuelta, mirar los libros, las novedades, y comprar un libro a Sara. O mejor... dos. Uno siempre se lo compramos nosotros, y el otro, hasta que  murió mi madre, se lo regalaba ella. Siempre nos decía: comprarle un libro de mi parte...

Un año le regaló dos. El que le compramos nosotros de su parte, y otro que se agenció ella... y eso que apenas salía a la calle.  Se lo recomendó la moza de la papelería de al lado de casa. Un comercio tradicional, de toda la vida, donde por teléfono le orientaron, le recomendaron, y se lo dieron a la señora que iba a ayudar a mi madre en las cosas de la casa. Recuerdo que me gustó tanto que bajé a darles las gracias por el consejo y por la atención que tuvieron con mi madre. (Cosas así marcan la diferencia entre la FNAC, por ejemplo, y una tienda de barrio).

Es un libro de recetas. Estéticamente me parece una preciosidad... quizá porque cuando lo veo es cómo si me entrara por los ojos todo el cariño con que fue comprado y regalado. Gastronómicamente es un horror. Las recetas claramente no han sido experimentadas. Pero bueno... todo se puede subsanar "sobre la marcha" (o casi todo).

Por eso cuando Sara se ha levantado de la cama y me ha dicho que hoy prefería quedarse a cocinar mejor que bajar al centro, he pensado: bueno... hacemos algo juntas... que no siempre tengo tiempo. Y cuando me ha dicho "quiero hacer una receta mágica..."... no lo he dudado.

Y eso que hoy no había azúcar en casa... juasss... da igual. Había una receta salada... estrellas de queso. Nosotras hemos hecho flores de queso. Y cuando digo que la receta era salada, y que las recetas gastronómicamente son un horror... queda claro cuando os digo que a esta receta le faltaba huevo, y le sobraba sal. Pese a que he añadido un huevo y más harina a la masa... ha quedado pelin salada. Pero da igual. Hemos pasado un rato tan bonito cocinando juntas...

Cada vez que hacemos alguna receta de este libro (que yo voy "apañando" sobre la marcha, echando más o menos huevo, más o menos azucar, más o menos leche...) no puedo evitar sentir una tristeza inmensa porque nunca se me ocurrió decirle a mi madre que le dedicara el libro. Un libro que nos volvió locas a las tres, de bonito que es. Que mi hija lo guarda como un tesoro... Nunca caí en pedirle a mi madre que le escribiera unas lineas...Quizá porque nunca pensé que un día no estaría aquí para disfrutar ella también de las recetas mágicas...

Sólo espero que si de verdad hay un cielo, ella pueda vernos disfrutar tantisimas horas, de este libro tan bonito, y los ratos que nos hace pasar juntas. Es un regalo que nos hizo, a las dos, un dia del libro de hace tres años. 

miércoles, 17 de abril de 2013

TIC-TAC TIC-TAC

Me quedan 24 horas para decidir si soy buena,  (o tonta) y hago oidos sordos a lo que sé que se ha dicho de mi por ahí... 

O directamente pago con la misma moneda, digo "que les dén" y me pongo a su altura.

jueves, 28 de marzo de 2013

La felicidad

Cada vez más siento en lo más hondo de mí que la felicidad la dan las cosas más nimias, más cotidianas, menos especiales...  Lo que nos parece menos importante, lo que está ahí "porque sí"... eso es de verdad lo que importa.

Hoy he visto esto y he pensado: esto es la felicidad. Tener a las dos personas, (junto con mi hermano), a quienes más quiero en la vida, en casa, un día de fiesta, pintando juntos el cuarto de Sara... sin más preocupación que no manchar el rodapié...

ESTO ES LA FELICIDAD



viernes, 8 de marzo de 2013

8 de marzo


Hoy es el día de la mujer.
 
                      Antes era el de la mujer trabajadora, luego quitaron lo de trabajadora, se vé que para igualar más a todas las mujeres, a las trabajadoras y a las no trabajadoras, claro que salvo alguna de las que salen en la prensa del corazón, todas las mujeres trabajamos. Unas fuera de casa, otras dentro de casa, y otras dentro y fuera de casa.
 
                      El origen de la celebración de este día fue, si la memoria no me falla, porque paso de buscar en internet y me fio todavía un poquito de mi memoria, rendir homenaje y reconocimiento a un grupo de mujeres trabajadoras en un tiempo que sólo las más humildes trabajaban, que murieron en un incendio en una fábrica textil en la que metían más horas que un reloj, sin ningún tipo de prevención de riesgos, ni derecho laboral ni nada por el estilo. Y no me parece mal. El homenaje, quiero decir.
 
                       Pero yo me pregunto... ¿y los hombres? ¿qué pasa? ¿que no trabajan? ¿que no hay que reconocerles nada? Yo miro mi entorno... mi padre ...trabajaba de sol a sol, y le daba todas las vueltas del mundo a la cabeza para que el trabajo fuera bien, para darnos una educación a sus hijos, para que el futuro nos fuera más fácil... mi madre había trabajado de joven, hasta que nací yo. Y luego siguió trabajando, en casa, criándonos a nosotros, cuidando a su madre, a sus suegros, y a sus nietos después. Yo trabajo fuera, principalmente, porque mi marido lleva unos años en paro y trabaja dentro, y no me deja hacer nada. Mi hermano trabaja dentro y fuera...
 
                   Y yo me pregunto: ¿porqué las mujeres tenemos nuestro día y los hombres no? ¿su trabajo no cuenta, su trabajo no vale? Asi que como yo pienso y siento lo que pienso y lo que siento...
 
FELICITO EN EL DIA DE HOY A TODOS LOS HOMBRES Y MUJERES QUE DENTRO Y FUERA DE CASA, O DONDE SEA, LUCHAN DIA A DIA POR SUS FAMILIAS, POR SACARLAS ADELANTE, POR HACERLES FELICES, POR EDUCAR A SUS HIJOS, POR APOYAR A SUS MAYORES, Y TODO LO HACEN DE CORAZÓN.

domingo, 24 de febrero de 2013

¿Soy un bicho-cardo raro o qué?

Esta es la entrada 100 de este blog. Llevo tiempo sin publicar porque para esta entrada quería hacer algo especial. Algo que tenía más o menos pensado, pero por falta de tiempo, ganas, ánimo, o palabras lo he ido dejando. Y como la entrada 100 puede ser tan especial o tan poco especial como la 128, por decir algo, pues ya haré algo especial el dia que me vengan las ganas, las palabra y la inspiración para decir lo que había pensado.

Asi que esta entrada más bien va a ser un desahogo...

Imaginad la situación:
Niña de 7 años que pasa la noche con 40 de fiebre. Suponemos que anginas, porque llora de dolor pero lo cierto es que ni la niña ni los padres han pegado ojo. Ahora por la mañana no tiene fiebre, quizá por el chute de Dalsy, porque otra cosa no se explica. Hemos quedado a comer con mi hermano, en su casa, no una celebración, sino la comida de los domingos. Les llamo para avisar que no pasaremos, que la cría no ha pasado buena noche, le duele la garganta, ahora no tiene fiebre pero fijo que le subirá, y si le sube iremos a urgencias a ver si le dan antibiotico o algo porque la gripe ya la pasó. Respuesta: ahhhh qué pena... oye, que iremos esta tarde a verla a vuestra casa...

¿Einsssss????? ¿pero que me dices???? Pero me quedo paralizada y sólo acierto a decir: bueno, ya veremos como se encuentra... Porque con mi hermano (igual que si fuera una amiga... que yo hoy había quedado a tomar un cafecito con una amiga, y lo he cancelado tan tranquila, no pasa nada) tengo confianza para decir NO, que no tenemos ganas. Pero con mi cuñada... pues sé que si le digo no abro la caja de los truenos. Aunque da igual... haga lo que haga... siempre está abierta.

Vamos a ver... yo es que esto de las visitas... EMPIEZO A ESTAR HASTA LOS MISMISIMOS DE LAS DICHOSAS VISITAS.

La primera vez que me lo planteé fue precisamente cuando nació mi hija: yo sólo quería disfrutarla, estar a solas con mi costi y la niña, recuperarme... y la habitación llena de gente... vale, si, la mayoría gente que me quería (o eso creía yo entonces), otros por cumplir, otros simplemente por "controlar el cotarro"... pero gente que no se daban cuenta que para mí era muy fastidioso tener que decir: oye, que me levanto para ir al baño... y el baño a dos palmos del sitio donde la gente esperaba que volviera yo a la cama... Jolines... que yo necesitaba intimidad, cuando mis intestinos volvían a su sitio y se ponían en marcha... que igual quería hacerle una pregunta a la enfermera cuando venía a cambiar el gotero, y con la habitación llena de gente no me sentía con ganas... a nadie le importaban mis intimidades...  Pero si hubo quien se cabreó porque pedí que no vinieran la misma tarde de la cesárea...

La segunda vez, ya muy en serio... cuando mi madre estuvo ingresada. Una persona que está MAL, mal de salud, mal de ánimo... igual no quiere que vengas a verla a recordarle que una operación de cinco dias y a casa se ha prorrogado hasta el infinito. Igual no quiere que le preguntes cuándo le van a dejar comer. Igual no quiere que le preguntes si lleva las piernas inflamadas o no...  Igual quiere que respetes el cartel de la puerta: por favor, por indicación médica... visitas no. Pero las visitas no se autoconsederaban visita... porque todas asomaban la cabeza y decían: es un momentito nada más, que venía a verte... 

Y hoy pues vale, no es comparable ni de lejos... pero si te digo que mi hija tiene 40 de fiebre y llora porque le duele la garganta... ¿a santo de qué me dices que vendrás a verla esta tarde? ¿no piensas que igual no tiene ganas? ¿no piensas que igual no tengo la casa en condiciones para recibir visitas, porque no esperaba tener visitas? ¿la visita la haces por tí o por mí?

¿Porqué existe esa obligación, sean cuales sean las circunstancias, de aceptar recibir visitas? ¿porqué nadie se plantea que igual no apetece recibirlas?

Cuando surgen estan cuestiones a mi siempre me da por pensar que esto igual tiene que ver con la antigüedad, con los hombres de las cavernas y sus ritos a la naturaleza... eso de ir a visitar al enfermo... de rodearle hasta no dejarle respirar... ¿era una forma de intentar transmitirle energía o de quitarle la que le quedaba?

MI costi dice que es que soy insociable. Pero yo por ser sociable entiendo otras cosas. Entiendo el ofrecer: si me necesitas, aqui estoy. Entiendo el llevar un bocadillo si sé que ese día no va a salir a comer fuera, y a lo mejor nadie se lo lleva. Entiendo el cuidar o recoger o entretener a los niños si no hay quien dejarlos... (Igual porque una de las grandes ayudas, grandes apoyos, fue cuando cuidaron a mi hija cuando mi madre estaba ingresada y lo necesité. Ahi sentí el mayor de los apoyos... y sé que mi madre también), entiendo el hacer turnos... el estar ahí si me necesitas, y el NO estar ahí si me pides que no esté... Entiendo el estar ahí cuando ya no hay a quien visitar, porque igual entonces SI necesitas mi compañía que no va a llenar ningún hueco, pero igual te hace sentir mejor... 

En fin... igual soy un bicho raro, un cardo o un bicho-cardo.  Pero es así como lo siento.  

lunes, 14 de enero de 2013

Comprar pescado

                        Vísperas de Nochebuena, el puesto hasta arriba de gente. Coges numerito y como que tienes a 20 personas delante... puff... pero yo venía a comprar pescado... que el pescado es muy sano y uno de mis propósitos es comer pescado y no comemos... Venga, que me espero...

                        Mientras espero no es que amenice la espera, es que me dedico "a aprender" como se pide el pescado. Y es que yo no sé el resto del mundo... pero yo el poco pescado que he comprado hasta hace poco ha sido congelado (que dirán lo que quieran, pero a mí no me mola), o en las bandejitas estas que te venden preparadas, la mayoría bastante más caro que si vas al mostrador a que te lo pongan. Pero es que por no saber cómo pedirlo... pues no lo compraba. Toma ya... es de idiotas, vaya. Pues eso hacía yo...

                       Hace poco en una campaña publicitaria oyes eso de: consuma pescado de lata... y sí... los arenques en salsa están muy ricos, las sardinas... pero es que... es patético...jajajaja...

                      Así que pedí sabio consejo a algunas amigas, que me dijeron como lo compran ellas. Además tengo pendiente con Lamamma una visita a su mercado de cabecera... si un día consigo poder quedar con ella porque no será por intentos... ¿vamos por el 10º o el 12º? jajajaja...

                       Pero mientras... me fui al Mercadona del Camino de las Torres, en Zaragoza. Un papá del colegio de mi hija me había dicho "la que mejor atiende es la chica de gafas". Bueno... alli te atiende quien te toca obviamente... pero mira que tuve suerte... me tocó ella. Y eso de que haya como mil personas esperando su turno para la compra de navidad... y ella me atendiera tan fenomenal... "sí, mira, el salmón a filetes como me dices que te han dicho está genial, pero mejor la parte de la cola, la parte de delante también está genial, pero tiene más espina... ahi mejor rodajas... ¿qué te parece?"  Pues que me llevo un salmón entero así como tu me dices... Porque la espina y la cabeza hacen un caldo de pescado rico rico (o una fideua, como me dijo el papá del colegio)... oye, y las doradas... si las quiero hacer al horno... "Pues mira, las doradas casi que te las abro, te las limpio pero además te separo sin quitar la espina. Hazlas con la espina puesta que le da mucho sabor pero es que así si cambias de idea siempre puedes hacerlas a la plancha"... Pues doradas al carro... Me quedo mirando la merluza... una señora antes que yo ha pedido que le separen los lomos... pero le han salido dos lomos inmensos... "no te preocupes, mira, te los hago en tres trozos majos para que no se deshagan y lo mismo te sirve para un guiso que para plancha"... Y salí cargada de pescado hasta las narices, y más contenta que chupillas. Recuerdo que aquel día dije que la compra del Mercadona había sido lo mejor del día...

                        Sé que en Mercadona hace un tiempo tuvieron el proyecto de eliminar el mostrador del pescado, de hecho creo que lo hicieron unos meses, para sustituir esta atención por la venta en bandejitas.  El sistema fracasó. Han vuelto a poner mostrador y mientras la zona de bandejas está petada de productos, la gente se arremolina en el mostrador. Ya sé que Mercadona no es un mercado ni una tienda de toda la vida, pero la chica que me atendió aquel día lo hizo igual de bien.  Si en vez de eso hubiera tenido que elegir yo la compra en bandejitas... madre mía... me hubiera llevado una cualquiera, me hubiera ido pensando que había hecho una compra de pescado para comerlo por obligación y sin saber si lo mejor era al horno, guisado o a la plancha.

                         Hacía mucho que no contaba de sitios donde me hayan atendido bien... Hoy me apetecía contaros de esta chica.

                         Y si alguien tiene un truco maravilloso para comprar pescado, o una receta fabulosa... que me lo diga. Porque yo estoy colgada perdida del salmón medio crudo a la plancha... pero ahora voy y ya no encuentro... ¿se ha acabado la temporada del salmón?