domingo, 30 de diciembre de 2012

Desde el otro lado del mostrador

He escrito y borrado, vuelto a escribir y vuelto a borrar este post varias veces. De hecho, no sabía ni cómo titularlo, la inspiración del título me la ha dado mi amiga Mari Luz, del blog "Alguna cosa más".

No sé muy bien cómo expresar, o cómo explicar, o cómo transmitir...

Y es que no termino de entender que interés puede tener una tienda en vender pan justamente el día de Navidad, o el día de Año Nuevo. No lo puedo entender. Tampoco puedo entender al que baja a comprar el pan ese día. No lo puedo entender. Quizá sea porque tengo amigas a las que les toca dejar a sus familias esa mañana para vender el pan a quien no puede prescindir de él (tremenda tontería... de toda la vida se ha congelado el pan si al día siguiente no se iba a comprar)... o porque me imagino lo que me fastidiaría si me pasara a mí... Pero es que no lo puedo entender.

El día de Navidad pasé por la puerta de una de estas tiendas "somos tan buenos que abrimos hasta en Navidad", eran las 2 y media, yo me iba a comer con mis "adorados" suegros (modo irónico superlativo)... y la fila salía por la puerta. Y yo me paré a pensar en las dependientas... que seguramente tendrían a sus hijos, maridos, padres, hermanos, primos... esperando en casa, para comer... y sinceramente, la gente que estaba allí haciendo "la gracia" y comprando el pan ese día y a esas horas... como que me cayeron pelin mal.

Este año otros establecimientos se han subido al carro de las tiendas que abren el día de Navidad, y el día de Año Nuevo... y no entiendo porqué...  Del mismo modo, cadenas de supermercados que abrieron el día de nochebuena hasta bien entrada la tarde, y  lo harán también mañana, día de nochevieja... sigo sin poderlo entender...

Abrir en festivos tan señalados no creo que dé ningún tipo de prestigio a una tienda... más bien al contrario...
Quizá si los clientes lo dejaramos más claro, los empresarios lo entenderían mejor.







sábado, 29 de diciembre de 2012

LIBROS 2012

Esta debería ser la última entrada del año pero no, será la penúltima, salvo novedad, claro.

Listado de libros leidos en 2012.


  • La jota de corazones. Patricia D. Cornwell.
  • El cuerpo del delito. Patricia D. Cornwell.
  • Sigo leyendo: "Morir de glamour" Boris Izaguirre.
  • El arte de decir NO.
  • El hechizo de Elsie. Patricia Highsmith.
  • Las huellas imborrables. Camilla Lackberg
  • Los caracoles no saben que son caracoles. Nuria Roca
  • No confíes en nadie.
  • Cruel y Extraño. Patricia Cornwell.
  • Marina. Carlos Ruiz Zafón
  • La granja de cuerpos. Patricia Cornwell
  • Los Pilares de la Tierra. Ken Follet.
  • Identidad desconocida. Patricia D. Cornwell
  • El tiempo entre costuras. Maria Dueñas


Como veis, últimamente me ha dado por la novela policiaca-misterio,  7 libros de 14... en realidad en series de televisión también son mis favoritas, las de temática policiaca, asesinatos, las de abogados y juicios... 

Este año también se me ha quedado un libro por terminar, ahí está, en la mesilla, no lo he terminado ni creo que lo haga... "Morir de glamour", de Boris Izaguirre. Era de mi madre, lo tenía en su estantería, lo ví y pensé en leerlo... creí que sería divertido... y es un peñazo inmasticable (es mi opinión, lo siento si a alguien le volvió loc@). Y es de estos libros que pienso... me encantaría comentarlo con mi madre, estoy segura que  a ella tampoco le gustó... 

Leí Los Pilares de la Tierra, que ya sé, tiene ya unos cuantos años, y muchos defensores, y a mí nunca me llamó la atención, porque las novelas ambientadas en el pasado no me gustan... mejor dicho... gustaban... porque este libro me enganchó de qué manera... es que no podía dejar de leer. 

Y bueno... he decidido que en 2013 leeré un poquito más variado, no tanto misterio ni tanto autor extranjero.  Admito todo tipo de sugerencias. 

Además, un rey mago en forma de hermano maravilloso me ha regalado un ebook. Confieso que yo los odiaba, no me parecía que tuvieran el encanto del libro tradicional, del papel, de la tapa... pero el cariño que llevaba el ebook, la ilusión de mi hermano cuando me dijo que me lo quería regalar (elige el que quieras, que tú serás la que lo use, y yo te lo regalo), hizo que me olvidara de todo. 

Y bueno... 14 libros en 12 meses no está nada mal... subiremos un poco la media, que el otro día leí no sé dónde que hay españoles que no leen un libro en todo el año... 










viernes, 21 de diciembre de 2012

SARA

Lo mejor que he "hecho" en la vida, lo único realmente importante, lo más bueno, lo único por lo que el día que me vaya tendré la certeza de "haber merecido la pena".

Hace siete años a estas horas estaba en la salita de ingresos de la clínica donde iba a nacer mi hija. No sabía hasta qué punto mi vida a dar un vuelco. Y como me dijo una amiga... no recuerdo cómo podía ser mi vida antes de que ella llegara.

Mi hija me ha enseñado lo que es querer tanto que no sabes expresarlo por muchas veces que lo digas. Mi hija me ha enseñado a comprender muchas de las cosas que hacía o decía mi madre. Me ha enseñado a ser mejor persona, a ver la parte bonita de la vida, a sonreir incluso cuando tengo mil problemas, a aprender que nada es tan importante como verla feliz, y que lo único que le pido a la vida es salud y tiempo para compartir contigo...

Hoy mi hija cumple 7 años. El mismo tiempo que yo llevo aprendiendo a ser mejor persona, gracias a ella.

Gracias, Sara, por hacernos tan felices.


martes, 11 de diciembre de 2012

Hoy hace 25 años

Hoy hace 25 años que una banda de asesinos malnacidos pusieron una bomba en la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza.  Mataron a 5 niños y 6 adultos, entre ellos dos mujeres embarazadas.
Yo tenía una amiga que vivía justo enfrente, y un tío que vivía muy cerquita, asi que nos enteramos muy temprano, por mi tío, y recuerdo el miedo que pasé hasta que pude localizar a mi amiga. Me cogió el teléfono su madre, que lloraba desconsoladamente pensando en los niños que vivían allí. Mi amiga se había vestido apresuradamente, y habia bajado corriendo a ver si podía ayudar en algo, junto con el resto de los vecinos.
Recuerdo la portada de un periódico al día siguiente, con la foto de dos de las niñas fallecidas, gemelas... dos angelitos de 4 años que los muy salvajes habían asesinado sólo por vivir allí.  Recuerdo que también habia muerto un chico de mi edad. Pero la foto de las niñas se me quedó grabada, y aún me parece que puedo tocar el papel de aquel periódico.
Pasado el tiempo, 6 o 7 años después, coincidí en un curso con un guardia civil que le tocó vivir en primera persona aquella desgracia. El no me dijo nada, me lo contó su mujer en la cena de fin de curso: no sabes lo bien que le ha venido a mi marido apuntarse a este curso, cualquier distracción es buena... todavía sufre por lo ocurrido.
25 años después, y yo tenía 17 el día que aquello ocurrió, aún  me acuerdo de la foto de aquellas niñas, del silencio de la manfiestación de repulsa (la única a la que recuerdo haber ido con mis padres, y sólo comparable a la que unos años después viví cuando el secuestro de Miguel Angel Blanco).
Ahora esos mismos salvajes malnacidos exijen al gobierno que se les trate con humanidad, que se les perdone...
Se me encoje el alma cuando me acuerdo de aquellas niñas... ¿cómo puede alguien plantearse siquiera tratar con humanidad a quienes un día las asesinaron?

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Razones para creer... que aún hay gente buena

Ayer me encontré con dos cosas que me hicieron pensar: si es que aún hay gente buena...

La primera de ellas fue una noticia en Heraldo de Aragón. Este fin de semana pasado El banco de alimentos de Aragón puso en marcha una campaña de alimentos para el Banco, consistente en recoger alimentos "a pie de super", como aquel que dice. Recogieron más del doble de lo que habían calculado en la mejor de sus estimaciones. Tanto, que Mercazaragoza les ha tenido que ceder una nave para guardar todo lo que han coseguido.  La noticia, aquí.

La segunda... fue de estas cosas que cuelgas el teléfono, y mis dos compañeros me estaban mirando... porque intuían que había tenido una conversación "rara". Y es que fue de estas conversaciones que piensas: si es que hay mucha gente buena por el mundo. (De esos que si te pillan en mal momento dirías: de bueno, es casi tonto).
Lo que ocurrió fue: hacía ya meses que había comunicado a una compañía de seguros la baja de determinada póliza. Me habían contestado preguntando que porqué, bla bla bla, quizá se pueda negociar, bla bla bla... Era un tema zanjado, o al menos eso creía. Así que imaginad mi monumental cabreo cuando recibo una carta certificada, con la renovación de la póliza y la indicación de la fecha de cobro del correspondiente recibo.  Como medio de contacto en la carta venía un número de teléfono que se pegó toda la mañana comunicando, y un fax. Asi que a lo que llevaba toda la mañana intentando hablar con ellos por teléfono, ataqué al fax. Preparé una carta y la intenté enviar por fax. Pero cual fue mi sorpresa cuando al otro lado de la linea no oigo el chirrido del fax, sino una voz que parecía (y no me equivoqué) muy agradable.
"Diga, diga... si no me contesta, no voy a poder hablar con usted..."
Descolgué el teléfono, y le saludé:
Hola, buenos días, ¿es la "compañía patatines"?
Uy.... no.... Ya lo siento... este no es el telefóno de ninguna compañía de seguros, es un domicilio particular.
Miro la pantalla del fax, aún aparece el teléfono marcado, miro el membrete de la carta que tengo en la mano, coinciden.
Disculpe: yo he marcado el xxxxxxxxx.
Si, sí, ese es el teléfono de mi casa desde hace más de 30 años, no sé porqué esa compañía os indica que llameis a este teléfono, pero está mal, este es el teléfono de mi casa...
Lo que más me llamó la atención, que este buen hombre me hablaba con una tranquilidad increible. Durante años padecí que me enviaran a la gestoría faxes dirigidos a una entidad bancaria, y tardé años en conseguir que cesaran. Para mí aquello era tremendamente molesto porque recibía documentos que no me correspondía ver, otras veces recibía cosas que no estaba segura si eran para mí o no, me podía tirar toda una mañana con la linea ocupada por culpa del fax, la gente llamaba enfadada como si la culpa fuera mía, y además me preocupaba que determinada persona pudiera tener problemas con su banco por un fax extraviado. Pero tantas veces como llamé al banco de marras, no me hicieron ni caso. Por eso me sorprendió la paz y la calma de este buen hombre, que me siguió contando:
Y mira, a mi no me importa mucho que me llameis, durante el día no me es problema... pero es que me llaman de madrugada, a las 3, las 4, a cualquier hora de la madrugada... y ahí si que me asusto... y no me dejan dormir, claro. Un dia, esos días que llovió tanto y hubo tantas inundaciones... me llamó una chica, era de madrugada, con tanta agua en la carretera la chica había tenido un accidente y se había salido de la carretera... me llamó aterrada y yo intenté calmarla, le expliqué que mejor llamar a la Guardia Civil... Pero me quedé muy mal porque yo estoy en Madrid, y la chica me llamaba desde Mallorca, y claro, no podía hacer nada por ayudarla, salvo calmarla, claro...
Y yo le oía hablar... y pensé de verdad que estaba hablando con una persona maravillosa... una persona que sufre el error imperdonable de una compañia de seguros "de las más grandes" y tiene que soportar llamadas de madrugada, y se preocupa por las personas que el molestamos, me parece que tiene que ser muy buena.
Le dí las gracias, le pedí disculpas, le dije que cuando hablara con la compañía yo misma les diría lo que estaba ocurriendo y les insistiría para que miraran de solucionarlo, y aún me contestó:
¿Tienes a mano otro teléfono donde puedas localizar a esta compañía? Es que como me llama tanta gente tengo aquí al lado apuntado el teléfono de la sección de Vida, Automoviles, Hogar, Comercio... así el que llama no tiene luego que buscarlo...
No, no se preocupe... que lo tengo, muchas muchas gracias.

Y colgué con el sentimiento de que si todos fueramos un poco así, este mundo sería un poco mejor.



domingo, 2 de diciembre de 2012

Defendamos el pequeño comercio

Cuando recuerdo mi infancia... me vienen a la cabeza momentos que me hacen sonreir:

* Cuando entraba con mi madre a la tienda de "La Petra" en la calle Ganivet. Tenía una tortuga de tierra, que de vez en cuando desaparecía. Así que si al entrar la veías... estabas de suerte. Era una tienda muy oscura, así la recuerdo yo, al menos, desde mi altura infantil. Luego, de un poco "más mayor", cuando mi madre no sabía cómo entretenerme las tardes de verano en casa, me mandaba a compar "una longaniza, bien sequica, ella ya sabe como me gusta"...
* Enfrente de La Petra estaba el mercadillo Ganivet. El primer puesto, a la derecha, era la panadería, donde mi madre compraba el pan integral para mi padre. Le traían unos panecillos integrales, redondos, siempre le guardaban los tres que mi madre se llevaba. A continuación estaba la verdulería del Sr Nicolás, que si mi madre hacía compra grande nos la traía a casa en una caja de madera. Después, el puesto de pollo de La Mari... me encantaban aquellas enormes tijeras de despedazar el pollo... y cómo me llamaban la atención los ganchos del conejo... enfrente había una carnicería... y qué guapos me parecían los hijos del carnicero, que eran bastante mayores que yo... El día que ibamos a la carnicería mi hermano y yo nos pegabamos la tarde jugando a cortar filetes de carne de plastilina. También recuerdo a Divina, entrando a la izda (productos de limpieza), las botas de agua de la pescatera de la esquina, el puesto de los menúceles, con aquella señora tan simpática y sonriente, que tuvo un accidente de tráfico que casi no lo cuentan...
* Con mi padre iba a comprar la prensa los domingos, a Palacín. Siempre sabían el periódico que se llevaba, los coleccionables por fascículos que se recogía, los caramelos que nos gustaban a mi hermano y a mí (quién me iba a decir, años después que una de mis mejores amigas iba a ser la hija de aquel señor tan simpático).
* Si mi madre no me había podido traer el bocadillo, me compraba un bollo en "La Aurora", la pastelería de al lado del cole, donde además comprabamos de vez en cuando alguna chuche. Recuerdo con cariño a la dueña, Aurora, que siempre andaba regañando con su hermano. El día que me enteré que había muerto fue como si una parte de mi infancia se hubiera ido con ella... esos paraguas de chocolate colgando del escaparate.. y el día que me dijo que qué pestañas tan bonitas tenía... Y cuando venía mi padre, me compraba una palmera de coco en La Electrica... hummmm...
* María Galán, la papelería donde compraba las cosas de papelería que nos pedían "para esta tarde" o que se me había olvidado pedir a mi madre hace un mes...

Todos estos establecimientos han cerrado, ya no existen... (el mercadillo sí que existe, con otras personas, aunque como casi todos los mercados de barrio, anda de capa caida)...
Si os fijais... no os he contado lo feliz que era cuando iba con mi madre a comprar al Corte Inglés... o al Alcampo. Y también fui alguna vez... pero son sitios despersonalizados, donde no se saben tu nombre, donde no te guardan lo que saben que te gusta, donde no te llaman por tu nombre... ni ellos pueden coger cariño a un cliente... lo ven hoy... a saber cuándo lo volverán a ver...

Muchas veces pienso que voy a coger un día una cámara de fotos y voy  a hacer fotos a los pocos sitios de mi infancia que aún siguen abiertos, porque a este paso, no me va a quedar ninguno. Y cuando un sitio de esos cierra... es como si un poco más de mi infancia se fuera con él.  (Las que sois de Zaragoza, ¿no os dio penita el día que cerró Tupinamba, o la libería Lepanto, o la mercería de vuestro barrio?)

¿Y todo esto porqué? Pues porque se acerca navidad. Y poco o mucho, en general, todos consumimos un poco más que el resto del año. Y os pido lo mismo que he escrito en mi face: que cuando penseis en ese regalo que le hará tanta ilusión a vuestro padre, hermano, amiga, hijos... no lo asocieis de inmediato a la estantería del centro comercial, o a la gran superficie. Pensad en esa tienda de barrio, que no es una franquicia, pero te esperan con la sonrisa en la cara. Que no tiene un escaparate de diseño, pero buscan complacerte y si no tienen lo que buscan, intentan conseguirlo, o darte una alternativa a lo que buscas. Que te preguntan directamente qué quieres y para qué o quien lo quieres... Que no sale en la tele... pero cuando al día siguiente te cruces por la calle al que te atendió, seguramente te devolverá el saludo. También puede ocurrir que  lo que buscas no lo venden en tu barrio... pero igual sí en el barrio de al lado, donde descubres de repente una calle muy bonita sin luces ni música, pero con una tienda muy agradable esperando que compres ahí el regalo ideal para tu amiga.

Debo confesar que los reyes de mi hija casi todos son del Carrefour... por un lado, por la oferta de descuentos que lanzan si compras pronto los juguetes... por otro lado, porque no hay tantas jugueterías en mi entorno... Pero ya me he plantado. Lo de mi hermano lo he comprado en una relojería del barrio donde no había entrado nunca, y donde me pegué, y no exagero, hablando 45 minutos con el dueño. Primero, explicándole lo que quería y para qué lo queria. Me llenó el mostrador de cosas... incluso aunque como me dijo "algunas no son lo que me has pedido... pero quizá no sepas que también existen... y a lo mejor te gustan más"... se tomó su tiempo en explicarme cómo funcionaba... y que si el destinatario quería pasarse a que se lo explicara... sin problemas. Después... pues el tema habitual, la crisis, los autónomos... compartimos un rato de amarga charleta hablando de lo que supone ser autónomo... y me despedí con la sincera intención de volver de nuevo cuando necesite algo de lo que él vende.  Eso, por muy atenta que sea la persona que te atiende en una gran superficie, no lo encuentras.

Por no hablar de la inmensa tristeza que siento cuando camino por una calle y veo un local tras otro vacíos, o en liquidación por cierre. Se nos muere el comercio, se nos mueren las calles, la vida de los barrios.

Tenedlo en cuenta por favor cuando compreis vuestros regalos, o la cena de navidad...

jueves, 29 de noviembre de 2012

Del marido amo de casa y la hamburguesa hindú

                         Hoy cuelgo un post del estilo de mi querida Tita.  Creo que es la manera más justa de hacerlo, y no llegar y contaros la receta así de buenas a primeras, aunque es lo que inicialmente iba a hacer.

                          Mi costi lleva ya más de tres años en el paro. Cuando vimos lo que se nos venía encima, porque tuvimos como tres o cuatro meses que lo veiamos venir, lo veíamos venir... se nos vino el mundo encima. Además el jefe de mi costi se portó ruinmente con él.  Mi marido llevaba 19 años largos en la misma empresa.  No voy a dar detalles de todo lo que hizo y dejó de hacer en beneficio de su jefe. Lo hizo pensando que era lo que tenía que hacer, saltando por alto muchos de sus derechos, valorando en menos su trabajo en más de una ocasión... pues ya está. Lo hizo y nunca nadie podrá decir que no dio todo lo que podía dar, y más. Pero no sólo no se lo agradecieron, sino que al final se lo pagaron de la peor manera posible, y lo que podría haber sido un despido por causas económicas (causas, que no nos engañaron, ... no existían...) se convirtió en una tortura psicológica para toda la familia.  (Y todo comenzó, qué curioso, ¿no? el día que cometió el terrible pecado de solicitar una reducción de jornada por cuidado de hija... ).

                         Quizá por eso, por esa tortura que acabamos de pasar, y que nos hizo mucho daño, cuando llegó el momento, quisimos ver la botella "medio llena"... mi hija comenzó a hacer mucha vida de parque, en verano no tuvo que ir a colonias de verano porque no lo necesitamos, todos en general comenzamos a ir un poco más tranquilos... ni que decir cuando tuve los dos abortos y tuve que hacer reposo... o cuando mi madre estuvo ingresada... que mi marido  fue nuestro mayor apoyo en la retaguardia... trayendonos la comida casera y calentita recién hecha "ni se te ocurra comer de bocadillo de clínica"... llevándose a lavar en casa lo que hizo falta (mi marido, que se marea con la sangre de un arañazo... lo que llegó a tener que lavar)... echando una mano en todo lo que puede... pero sobre todo... siendo "amo de casa".

                       Porque desde que mi marido dejó de trabajar fuera de casa, comenzó a trabajar dentro a jornada completa. Yo no hago nada, y lo que hago, lo hago porque quiero, lo confieso. Mi marido hace la compra, la comida, las camas, limpia, plancha... Lo hace casi todo. Mi vida, por muy estresada que esté por el curro y esta maldita crisis... es mucho más fácil para mí gracias a que él está en casa. Y para mi hija... que su padre la trae y la lleva del cole (bueno, uno de los viajes procuro hacerlo yo), le hace la merienda,  "le da a la cuerda" en el parque... pues su calidad de vida es mucho mejor que si dependieramos de alguien que la cuidara a la salida del cole (ahora ya no está la yaya... que nos salvó la vida cuando mi marido sí trabajaba... su ausencia, para mi hija, es un poquito menos dura gracias a mi marido).

                       Cierto que todos los meses tengo que controlar lo que gasto en esto o aquello... que el año pasado no arreglamos el aire acondicionado del coche porque sino igual no nos íbamos de vacaciones... que se acabaron los fines de semana aquí o allá, o ciertos caprichos que antes nos dábamos sin siquiera pensarlo... porque con un sueldo menos... y la crisis... todo es más "ajustado". Pero aún así, me siento afortunada, muy afortunada... jolines... soy una privilegiada... porque con la que está cayendo, mi problema se reduce a "no puedo permitirme este capricho", y a cambio vivo mucho más tranquila que hace unos años, cuando trabajabamos los dos.

                      También es cierto que la gente... por muy modernos... o muy comprensivos... o muy... que sea (o seamos)... no deja de ser muy hipócrita (o muy mala) en más de una ocasión.  El otro día le decía a mi hermano: oye... cada vez que la gente pregunta: "¿y tu marido, aún en el paro? ¿no le sale nada?"... ¿son imaginaciones mías o de algún modo me están diciendo que mi marido es un vago? por más que les cuente que mi marido en casa lo hace TODO, que me ayuda en todo lo que puede, que se encarga de la niña, y que encima se está preparando todo lo que puede para otro tipo de trabajo y que encima ha conseguido que le publiquen -y le paguen- alguna que otra fotografía.  
Respuesta de mi hermano: no te lo hubiera dicho nunca, pero ya que me lo preguntas... pues sí... yo también he notado ese "segundo sentido" a la pregunta.
                     Mi postura tampoco es fácil... cuando las madres de las amigas de mi hija me dicen que es que yo "siempre estoy trabajando" (nunca se dice de los maridos que trabajan)... o "ya nos dijo tu hija que en tu casa el que cocina es tu marido"... ¿qué me están diciendo? ¿mala madre? ¿madre que antepone el trabajo a su hija? j---r... qué más quisiera yo, que poder estar en el parque toda la tarde, quedar a desayunar con otras madres, acudir a los cumpleaños infantiles de sus amigas y estar de charrada con otras madres mientras las niñas meriendan.... Porque eso de que la calidad es más importante que la cantidad... es una estupidez de primera división, una gilipollez que dijo una pija en el HOLA y muchas se subieron al carro. Pero no. Yo quiero estar con mi hija, aunque sea echandole la bronca por no comerse el brócolí, o viendola dormir a primera hora de la mañana, o jugar al escondite con sus amigas... yo quiero estar allí, y que ella lo sepa.  Pero si yo hago eso... a ver quien nos da de comer...

                       Y hablado de comer... aquí está la peazo hamburguesa que mi marido me ha hecho para comer, con la inestimable ayuda de mi hija, que esto del marujeo le gusta más que las patatas fritas.

HAMBURGUESA HINDÚ:

Ingredientes:
Pechuga de pollo picada a mano en casa (doy fe, yo anoche saqué la pechuga del congelador, esperando que la fileteara y la hiciera la plancha).
Puerro bien picado
Huevo batido, no mucho, suficiente para hacer una masa parecida a la de las albondigas
Curri (opcional, costi lo ha puesto porque sabe que a mí me chifla)

Mezclas los ingredientes, hasta que la mezcla tenga una consistencia similar a la de la masa de albóndigas. Le das forma de hamburguesa. Y la haces en una sartén con aceite. (Tened en cuenta que aunque se llame hamburguesa es más bien un filete ruso, y lleva huevo crudo, no puede ser vuelta y vuelta en la plancha).
De aspecto... parece una hamburguesa de pescado, o una minitortilla de algo... pero de sabor está... indescriptible.




                     









miércoles, 14 de noviembre de 2012

Examen de 11 preguntas

En el cole los exámenes solían ser de 10 preguntas... qué gracioso... supongo que sería para tener más fácil poner la nota, ¿no?

Pues ahora tengo que responder un "examen" de 11 preguntas... y algo más...

Mi amiga Mari Luz  me ha pasado la pelota de un cuestionario-premio, y como estas cosas no dejan de tener su gracia... pues voy a responder:

1º Paso: 
Contar 11 cosas sobre mí

* Soy mujer (me he copiado la respuesta de Mari Luz, lo confieso...)
* Tengo 42 años
* Estoy casada, y tengo una hija que es la luz de mis ojos, como le digo a ella: "te quiero más que a mi vida"
* La tercera persona a la que más quiero en este mundo, empatada en el primer puesto junto a mi marido y mi hija es mi hermano... uno de mis mayores apoyos, con el que tengo la inmensa suerte de trabajar. Lo veo todos los días, hablamos, nos contamos nuestras cosas...
* Tengo una enorme tendencia al pesimismo, aunque como soy consciente de ello, procuro hacerle frente, asi que tengo una especie de lucha interior que...
* Cuando se trata de tomar decisiones medio importantes a muy importantes soy muy indecisa: sopeso los pros, contras, pienso cual sería la mejor decisión, lo vuelvo a pensar...
* Si fuera multimillonaria hasta dar asco, tendría una habitación toda llena de hilos, telas, una máquina de bordar de esas alucinantes y dedicaria muuuuuuchas horas a hacer todo tipo de labores.
* Otra de las cosas que tendría en mi mansión si fuera millonaria hasta dar asco es una enorrrrrrme cocina con todos los artilugios habidos y por haber para cocinar... y tendría miles de chorradicas de estas para hacer pasteles y galletas de colorines, de mil formas y terminaciones... y sopletes de cocina, y de esas cosas de nitrógeno (o es hidrógeno) líquido para congelar las cosas antes de verlas... y experimentaria todas esas cosas que se ven en el Canal Cocina...
* Debo confesar que aunque fuera millonaria hasta dar asco creo que no podría dejar de trabajar... aunque fuera a media jornada, yo creo que no podría vivir sin trabajar.
* Me encanta leer, desde que aprendí...jejejee...si paso una temporada sin leer me noto inquieta, como si me faltara "algo".
* Tengo muy pocas amigas, pero la inmensa fortuna de que son las mejores que nunca hubiera podido desear.

2º Paso:
Las 11 preguntas que plantea Mari Luz y que debo contestar:

-Una manía que no puedes (o no quieres) corregir
Soy extremadamente perfeccionista. Por eso creo que soy tan indecisa al tomar ciertas decisiones, porque no me vale una buena decisión, quiero la mejor en términos absolutos. Lo malo es que a veces soy tan exigente con los demás como soy conmigo misma, y eso no está bien.


-Un recuerdo del colegio al que fuiste de niñ@
Es una enorme tontería... pero me acuerdo cuando tenía cinco años, me habían castigado sin recreo por hablar en clase y estaba yo allí sola en la clase, sentada, y de repente el viento abrió de golpe una ventana y tiró al suelo un juguete que había apoyado delante. Me pegué todo el rato pensando: voy y lo recojo o lo dejo donde está... si me levanto para recogerlo y me pillan, se pensarán que me he levantado para portarme mal. Si lo dejo en el suelo, pensarán que lo he tirado yo. El caso es que no recuerdo qué hice... sólo el agobio de no saber qué hacer...

-Te arrepientes de no haber hecho...
Dos cosas:
1.- Haber abrazado más a mi madre, decirle mil y una veces cuánto la quería, que era mi mejor amiga...
2.- No haberme decidido antes a darle un hermanito a Sara. Ahora ya es tarde, y además, me da miedo.

-¿Cual es la combinación de colores que nunca te pondrías?
Rojo y Rosa

-¿Cual es el momento del día preferido?
Después de cenar, con mi marido y mi hija, tirados en el sofá. Cuando era niña, el momento era el mismo: con mis padres y mi hermano, tirados en el sofá.

-Lo que más odias de tu trabajo es...
La actitud de la gente: el egoismo,  las prisas, el "te lo tenía que haber pedido hace un mes pero se me olvidó y ahora lo necesito para ya", el estrés, la tensión... Además en su egoismo no se dan cuenta que así no se puede trabajar bien.

-Un olor que te guste mucho
Me gusta como huelen las cosas que pasé de casa de mi madre. Huelen a su casa. ¿Nunca habeis pensado que cada casa tiene su olor? De niña me pasaba cuando iba a casa de mi tía... su casa olía... a casa de mi tía. Ahora, cuando entro en casa de mi madre, me huele a... recuerdos.

-Postre favorito
No soy de postres... ¿vale un café capuchino con crema de leche, no nata?

-Objeto favorito de tu dormitorio
Un dibujo de mi hija, con dedicatoria incluida

-Una extravagancia que hiciste cuando eras más joven
Yo de joven era muy sosa... bueno, igual que ahora... jejejeje... Pero como cosa superlanzada que no sé cómo mis padres me dejaron... me dio por aclararme con agua oxigenada un mechón de la parte de delante del pelo... digamos que me mirabas de frente y era medio morena, medio "casi rubia, a veces pelirroja, otra naranja o otras castaño claro según la cantidad de agua oxigenada que me hubiera puesto"... el caso es que entonces aquello no se llevaba... y a mí me dio por ahí, tendría yo 16 años o así...

-¿qué te ha enganchado a mi blog?
Que es muy divertido, y aunque tu trabajo y el mío son muy diferentes, veo que nos toca aguantar las mismas impertinencias...

Y hasta aquí, el examen. La tercera pregunta la dejo sin contestar, porque no tengo 11 blogs a los que pasar la pelota, porque ya se la habeis pasado otros, o no les gustan estas cosas. Asi que si no tengo a quien examinar... ¿para qué plantear un examen? JAJAJAJJAJA

Ha sido muy divertido.






domingo, 28 de octubre de 2012

Primark no está hecho para Zaragoza

¿Y porqué no?

Por sus bolsas. 

No son compatibles con nuestro querido cierzo. Salía ayer yo toda contenta del Primark de PLAZA... sí, sí, del de Plaza, ya sé que en Puerto Venecia está el Primark más grande de Europa, pero es que ahora en PLAZA se compra fenomenal... NO HABÍA NADIE... y encima me regalaron una bolsa de compra superchulaaaaa...

Lo que no pensé... en estrenarla sobre la marcha... la bolsa de compra digo... y ojalá lo hubiera hecho... porque salgo yo toda contenta de PLAZA y de repente... un huracán llamado cierzo con fuerza de 38 nudos (según mi costi eso son aprox 70 km por hora...) me impide avanzar. Y me hace coger de la mano a mi retoña, a riesgo de que salga volando... y de repente... la bolsa de Primark que se quiere ir a volar... y yo que la agarro con fuerza... y de repente... recuerdo con horror que es una bolsa de papel con asas de papel cogidas con... ¿pegamento?????

Ohhh cielosssss....

Menos mal que en ese momento cual caballero medieval vino mi caballero-costi... cogió la bolsa, cogió la retoña, y nos llevó a salvo dentro de nuestro coche... Llegó justo a tiempo.

Qué aire por Dios...

Lo dicho... Primark no estudió el cierzo de Zaragoza el dia que diseñó sus bolsas. Cualquier dia vemos camisetas, complementos y demás chucherías del Primark volando por las calles.

viernes, 19 de octubre de 2012

viernes, 12 de octubre de 2012

FELIZ DIA DEL PILAR

Hoy es el día del Pilar, día grande en mi tierra. 

Es un día lleno de recuerdos... de cuando de muy muy pequeña me vestía de baturra con el traje que mi madre cosió para mí... traje que años después también usó mi hija, y que ahora guardo porque mi hija ha salido más grande que yo, y ya no le vale, pero un día igual tiene la ilusión de ponerlo a su hija (si es que un día la tiene y le apetece, claro). 

Hoy mi hija no se ha vestido de baturra, pero me ha hecho comprarle un cachirulo, el pañuelo negro y rojo que se lleva durante las fiestas.

También recuerdo que era día de comida familiar... de asado de ternasco con patatas... hummmm de sacar la mantelería buena, en navidad... 

Hubo un tiempo, también, que al regresar a casa ya de mañana, después de pasar la noche de fiesta, mi hermano y yo traíamos churros y el periódico para nuestros padres...ajajjajaja... nos poníamos de acuerdo con quien traía qué... jajajjaa... ¿sería para que no hubiera mucha bronca por llegar tan tarde... o tan pronto...????

Recuerdos de fuegos artificiales, juegos de luz y sonido en las fuentes del Parque Grande (hoy parque de Antonio Labordeta)... de conciertos en Independencia... de jotas en la puerta de El Corte Inglés... de casetas de "pingos" que sólo se compran en estas fechas...jajajajaja

De desfile de baturros y baturras el día del Pilar, por toda la ciudad... hoy también he disfrutado, viendolos pasar por el barrio, camino de la Plaza... allá donde mires los ves... con sus flores... 

Algunos años hemos escapado del jaleo, porque mira que se monta barullo en estas fechas... pero siempre con la tierra en el corazón, viendo en la tele, al menos en las noticias, las imágenes de la ofrenda, (qué susto el año que cayó el diluvio y las imágenes eran rios de agua en la plaza...), con un pizquito de emoción en el corazón, y siempre con el cachirulo en la muñeca... que se sepa de dónde vengo y lo que celebro... 

Hoy, en la prensa local, en las ediciones on line, publican muchas fotos de la ofrenda. No me atrevo a pegarlas aquí, no sea que me acusen de pirata o algo por el estilo. Pero os pongo el link a Heraldo de Aragón. Por favor, no dejeis de verlas... son preciosas. 


lunes, 8 de octubre de 2012

Felices Fiestas del Pilar



Una ciudad en fiestas no es en absoluto el momento ideal para conocerla. Todo el mundo sale (salimos) a la calle, sin saber muy bien a dónde vamos, ni qué queremos ver. Vas al primer sitio que has pensado, y no cabe un alfiler. Vas al segundo, y el precio de la entrada es un robo. Vas al tercero y está cerrado por fiestas. Vayas donde vayas, es imposible dar un paso. 

                           Así que creo sinceramente que no os hago un favor si os invito a venir. Porque no sé si lo vais a pasar muy bien, y os vais a ir con una idea equivocada de lo que es mi ciudad. Mejor venid dentro de 15 días... hay muchas cosas bonitas para ver. Incluso ahora tenemos el mayor centro comercial de Europa, por si os va el shooping...

                            Sin embargo, hay un momento en todas las fiestas que a mí me encanta, y me emociona. La mañana del dia 12 de Octubre, cuando todo el mundo, vestido con su traje regional (la mayor parte baturros y baturras, natural, pero cada vez más hay más trajes, de lugares cada vez más lejanos) sale de casa y coge camino hacia la Plaza del Pilar, para ofrecer sus flores a la Virgen. Creyentes o no, porque esto de la ofrenda va más allá de las creencias, es una tradición, un algo muy nuestro... Si fueramos andaluces, diríamos algo así como que la Virgen del Pilar es "la más grande", "un sentimiento"... pues bueno, aqui no somos tan así, pero más o menos yo creo que es lo que sentimos, ¿no?. Pero lo que a mí me gusta no es ver la Plaza, ni ver la ofrenda en sí. La ofrenda casi se vé mejor en la tele, y la plaza, dias hay para verla una vez haya acabado la ofrenda... A mi lo que me gusta es asomarme a la ventana de casa, o salir a cualquier calle de cualquier barrio... que mires donde mires... vas a ver grupos, familias, parejas, grupetes de gente joven, vestidos y con sus flores para la ofrenda. A mí eso me pone la carne de gallina. 

                             Por cierto, mira que me gusta a mí este año el cartel de las fiestas...


domingo, 30 de septiembre de 2012

Una excursión: Loarre

Sabeis que no soy de poner muchas fotos en el blog. Es más la pereza de buscarlas, prepararlas, acordarme de cómo se insertan...

Pero el post de hoy sólo necesitaria en realidad una foto, y sobrarían las palabras:




Hace quince días hicimos una escapadita de fin de semana a Pamplona, y a la vuelta dimos un pequeño rodeo para acercarnos a visitar el Castillo de Loarre.  Mi costi y yo ya lo conocíamos, fue la primera excursión cuando nos compramos el coche, hace 12 años,  pero Sara no lo había visto nunca, y no teníamos duda de que le iba a entusiasmar. Y vaya si lo hizo... se sentía como una princesa en su castillo. Y no es para menos. el Castillo de Loarre está maravillosamente conservado, y eso que es un castillo del siglo XI. Se puede visitar practicamente todo, y no es de esos sitios donde hay que "imaginar" lo que hubo aquí o allí. Es que lo estás viendo...

Si a algun@ os suena la imagen, puede ser porque la peli "El reino de los cielos", protagonizada por Orlando Bloom rodó algunas imágenes en este castillo. Y el motivo de la elección fue el que os indico, precisamente: que está superbien conservado.

Así que si alguna vez pasais cerca de Huesca, o planeais un fin de semana en Zaragoza o sus cercanias, o no sabeis qué hacer un rato de estos... de verdad... merece la pena.

Por cierto... la foto es preciosa, ¿verdad? la ha hecho mi costi... que hace fotos así de chulas.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Pregunta existencial

¿Porqué las tiendas que venden tallas más allá de la 44 se denominan tiendas de "tallas especiales" y sin embargo las tiendas de tallas más pequeñas se llaman tiendas de "tallas pequeñas" o incluso "petites" que suena tan mono?

miércoles, 5 de septiembre de 2012

¿Sabe usted sumar?

¿Qué pensariais si comenzaran una entrevista de trabajo con esta pregunta?
¿O si la pregunta fuera si sabes escribir sin graves faltas de ortografía?

Seguro que habría quien lo considerara una tomadura de pelo, o una falta de respeto...

Continuamente estamos escuchando que se está primando la juventud sobre la experiencia.
Y yo añadiría: y la buena apariencia sobre la buena preparación.  Y esto último... a los tres lados de la partida: empresas, trabajadores y clientes.

Os cuento brevemente:

Clienta que necesita contratar a una chica para una tienda de artículos de regalo. Por supuesto, ha tenido todos los currículums del mundo para elegir. Escogió a una chica joven ... guapa (guapisima)... simpática... de aspecto impecable (mechas, uñas, ropa supermegamaravillosa, todos los accesorios del mundo, y con muy buen gusto, todo hay que decirlo...)... hablar suave... A mí me recordó... y no quiero ofender a nadie... a las trabajadoras de cierta entidad bancaria que al menos en Zaragoza son todas clónicas la una de la otra...

Pues bien... empezó a trabajar la semana pasada... y hoy me ha venido mi clienta, desesperada de la vida: la chica no sabe sumar, ni dar las vueltas más elementales si no usa calculadora. Y si se descuida, le pone un cartel en el escaparate con tal falta de ortografía que hubiera roto de inmediato los cristales de todo el vecindario.

Y me decía: claro... yo buscaba una chica mona, simpática, acorde con el tipo de tienda... y me dice: no quería alguien mayor, y pensé que siendo guapa sería más agradable a la hora de entrar en la tienda... pero me encuentro que para dar las vueltas más elementales si se estropea el TPV no puede si no es con la calculadora... y que no sabe qué se escribe con B-V, o con H o sin ella... Dios mío... yo no pensé en preguntar estas cosas, que son cultura general...

Y los cinco minutitos de conversación, me han dado para pensar toda la mañana:

-¿Porqué una chica guapa y jovencita tiene que tener ventaja a la hora de conseguir un puesto de trabajo de dependienta? ¿Las señoras de cincuenta años no saben vender ropa o regalos? ¿Su experiencia no sirve de nada?
-¿En qué punto está la educación en este pais, que una persona puede acabar la educación obligatoria sin saber dar unos cambios, sin saber hacer una suma de las facilitas, o sin tener una ortografia "aceptable"?

Hoy lo hablaba con mi marido... a mi hija siempre le digo que tiene que estudiar mucho muchisimo para formarse, para ser lo que quiera ser, me da igual, pero tiene que tener una formación. Un dia me dijo: mamá, es que yo quiero ser payaso... y yo le dije: pues para ser payaso hay que saber leer muy bien, y escribir mejor, para poder hacer unos guiones graciosos, y originales. Y me dijo: alaaaa pues es verdaddd...

En fin, no sé... es triste, muy triste... todo... la educación, los principios laborales, la falta de inquietudes culturales de muchas personas... en fin... todo...


sábado, 1 de septiembre de 2012

Comienza septiembre

Tenía yo una amiga que siempre decía que pasarnos la semana esperando que llegara el fin de semana era como perder 5 días de vida de cada 7.

Llega septiembre... un mes odiado, en general, por la vuelta "a la rutina".

Mi hija, sin embargo, está emocionada por la vuelta al cole.

Y yo me pregunto: ¿porqué no nos tomamos septiembre con una tremenda ilusión? No vamos a perder un mes de cada doce, en nuestra vida.

Quién sabe qué cosas bonitas nos puede traer...

Para empezar... el post lo escribo de morado... el color favorito de mi hija... ¿quién dijo que los blogs tienen que tener tinta negra?

lunes, 20 de agosto de 2012

Reflexión post-vacacional

                 Justo antes del comienzo de mis vacaciones estuve en un tris de colgar un post-queja-lamento-cabreo, en el que quería reflexionar sobre la defensa a ultranza que se suele hacer de las vacaciones propias, y el absoluto desprecio que se tiene sin embargo por las vacaciones ajenas. (Yo me voy de vacaciones, y durante las mismas te exijo a tí que estés al pie del cañón para atenderme porque yo estoy de vacaciones y me merezco que se me atienda, y ni me planteo si tú necesitarás descansar igual que yo).

               Ahora, a la vuelta de mis cortas vacaciones, estaba ante el teclado escribiendo un post total y absolutamente cabreado por ese mismo tema: que un cliente llame un lunes y le digan que estoy de vacaciones, que justo me he ido ese dia, y que estaré de vuelta al lunes siguiente y el cliente proteste, siendo que su trámite: es de los que pueden esperar, es de los que él tenía durmiendo en su cajón desde enero por lo menos, y se le atendió y tramitó no por mi misma, sino por mis compañeros, pero exactamente igual de rápido y de bien. Y que ese mismo cliente se presente de nuevo el viernes exigiendo que se me localice por una tontería todavía más grande... es cabreante.

              Pero bueno, salvo estos dos primeros párrafos-protesta-cabreo... no es ese el motivo de este post.

              Hoy me reincorporaba al trabajo... esperando cabreada que llegara este cliente impertinente del que os hablo... que no ha madrugado, por lo que veo... Pero a cambio, la primera llamada que he recibido ha sido la de un cliente para avisarme del fallecimiento, durante sus vacaciones, de uno de sus trabajadores. Me he quedado de piedra. Un chico joven, con esposa, dos niños... estaba de vacaciones, se reincorporaba hoy, como yo... y se muere de repente en su lugar de veraneo...

            Y eso... como que te remueve las tripas por dentro, y te hace pensar. Al comentario generalizado de que este año ninguno tenemos derecho a la estúpida depresión postvacacional porque es una suerte y un privilegio tener un trabajo al que regresar... No puedo evitar unir mi pensamiento a la enorme suerte que significa volver. Volver al trabajo, volver a casa, volver con la familia, que estemos todos de nuevo aquí, para hablar, charlar, contarnos nuestras cosas, estresarnos, cabrearnos, llorar, reir, darnos tirones de orejas...

            Este mozo que falleció durante sus vacaciones seguramente no tendría muchas ganas de volver al curro... todos estamos mejor de vacaciones... igual que los que pierden la vida en las carreteras... Y todos tenemos ese pensamiento... pero ninguno pensamos que nos pueda pasar no volver de verdad...

            Puf... no sé... ha sido una dura vuelta de mis vacaciones, y eso que este chico para mí sólo fue un alta en la SS, un contrato de trabajo, nóminas mensuales... no lo conocí, no le pongo cara, ni voz... pero saber que nunca más le haré la nómina... me pone triste.

domingo, 12 de agosto de 2012

Descubriendo Zaragoza

A comienzos del verano me propuse conocer cosas nuevas de Zaragoza, o aprovechar esas actividades, esos rincones, esos acontecimientos, que normalmente pasan sin pena ni gloria, mientras te lamentas por el verano "tan aburrido". (Bueno, yo por el curro nunca puedo lamentarme de verano aburrido, es más un pensamiento por mi hija... aunque ella con el parque, la piscina, y sus amigas es feliz requetefeliz).

A principios del verano inauguraron el Museo del Fuego y los Bomberos.  Mi hija volvió como loca. Habia hecho cientos (y no es exageración) de fotos, para que yo pudiera verlo igual que ella. Siento no poder publicar las fotos para que las veais... tengo a mi marido y a mi hija buscando el descargador de tarjetas... que no aparece... ayssss...
Pero bueno, tanto para la gente de Zaragoza, com opara la gente que viene por aquí, es una agradable visita para hacer con niños.
Además, los guías son de primera división: bomberos retirados. Asi que supongo tendrán muchas aventuras y miles de anécdotas que contar.

El caso es que el verano iba pasando casi casi sin pena ni gloria... parque, piscina, ola de calor... puffff.... hasta que la semana pasada casi de casualidad descubrimos un parque que no conocíamos, y hoy que hacía un airecito muy rico, después de la ola de calor de estos días, hemos repetido: El parque lineal de Zaragoza.  Para los que no sepais dónde está, está junto al polígono PLAZA, junto al aeropuerto. La verdad es que está muy bien señalizado, una vez estás dentro del polígono.

La verdad es que no termino de entender qué hace un parque tannnnn bonito y tan bien cuidado a tanta distancia de Zaragoza. Yo vivo en un parque en pleno centro y de verdad que no está ni la mitad de bien cuidado que éste.  Encima, acabo de enterarme que es el segundo parque de Zaragoza en cuanto a extensión de zona verde con 678.000 metros cuadrados.

Como su propio nombre indica, es un parque lineal, se extiende a lo largo del margen del canal Imperial. Hay carril bici superamplio, y también zona peatonal. Asi que puede ir paseando (de extremo a extremo es una hora de paseo), o en bici, patines, o como quieras. En el centro hay un lago con patos, y hemos visto un pez rojo inmenso.  A lo largo del mismo hay una atalaya, tres laberintos, y la plaza de las 5 culturas. Y unas extensiones de césped tremendas, superbiencuidadas. La verdad es que me ha dado un poco de cosa... tanto derroche de agua para regar un césped que en ese momento apenas 20-30 personas estábamos disfrutando. Y eso que era domingo por la mañana...

Lo que nos ha quedado pendiente, para más adelante, es un dia de pic-nic. Mi hija ya lo ha planeado... incluso con su cesta y su mantel de cuadros... jajajajaja

Quedo pendiente de poneros fotos. No aparece el descargador de tarjetas, y aunque he visto bastantes fotos en internet, todas son o de profesionales o de gente que las ha publicado en sus propios blogs... y como no quiero lios de "esa foto es mía"... pues en cuanto pueda os cuelgo las mías.





miércoles, 1 de agosto de 2012

Desilusiones

Hoy no estoy triste, ni siquiera enfadada... hay cosas que no merecen lo uno ni lo otro, pero sí... desilusionada.

Llevo unos meses que de vez en cuando sufro una desilusión...

Y no hablo de una desilusión material, tipo "me hacía ilusión tal cosa y me he quedado sin ella", o "me hacía ilusión tal plan y se ha ido al garete"... ese tipo de desilusiones no suelen tener mayor trascendencia aunque de primeras te fastidien...

No... yo hablo de desilusiones de estas que te hieren el alma...

Cuando murió mi madre, sufrí una gran desilusión con mi familia. Las personas más cercanas a mí, las "de verdad" lo sabeis... La terrible bofetada que sentí, que sentimos, mi hermano y yo, y a la que todavía no encuentro explicación. Me duele, sobre todo, no por mí, sino por el recuerdo de mis padres. En fin... tampoco me quiero extender mucho... pero aún hoy, se me hace un nudo en la garganta y se me llenan los ojos de lágrimas al escribir esto.  Ha sido, hasta ahora, yo creo, la peor desilusión que he sufrido nunca en la vida. Y rezo al cielo que sea de verdad la peor que sufra en la vida. 

Estos dias atrás he sufrido otra desilusión.  Una desilusión a años luz de la anterior. No ha venido de mi ámbito familiar, ni de amistades... pero me ha dolido, y mucho. Es fácil perder un cliente. Conseguirlo, sin embargo, es muy complicado. Durante años, yo he estado enviando clientes a un compañero de profesión, pero especialista en un área distinta a la mía, cuando algún cliente mío ha precisado de sus servicios. Yo los remitía a este compañero con la certeza de que él los antendería bien, que es lo que yo quiero para mis clientes. Nunca le pedí nada a cambio, ni tampoco lo esperé. Y lo digo de verdad. Es cierto que la dirección de los clientes ha sido siempre la misma: de mí para tí... él nunca me envió a nadie, pero bueno, entendí que quizá podía tener otros compromisos, y para mí lo importante era que mis clientes estuvieran bien atendidos. Estos días he sido yo personalmente la que he precisado su ayuda. Y le llamé en confianza, le conté lo que me pasaba, un problema que me quitaba el sueño...  Y me he sentido "la última de la fila"... que me ha dejado para el final... que mi tema ni siquiera lo ha atendido él personalmente, sino que me ha derivado a su ayudante, sin decírmelo siquiera... Y me ha tenido una semana detrás de él, corrigiendo sus errores, y eso que yo no soy especialista en su área... Y cuando ha querido... ha atendido lo mío. Para mí, ha sido una tremenda desilusión. No esperaba una alfombra roja... ni un café con hielo...jajaja... pero si al menos que me diera el mismo trato que a cualquier desconocido que entrara en su despacho. Creo, que demasiado tarde, se ha dado cuenta. Y lo ha intentado arreglar. Pero el mal ya está hecho.

No estoy triste, ni enfadada. Y una cosa tengo clara:

NO PIENSO APRENDER LA LECCION.

Prefiero seguir desilusionándome con las personas que cambiar y ser una persona borde, o desconfiada. Prefiero ser la tonta de la película.

miércoles, 18 de julio de 2012

Nos han quitado la ilusión...

Nos han robado el dinero... pero eso no es lo peor... nos han quitado la ilusión...

Esta frase me la dijo ayer un Inspector de la Seguridad Social. Fui por un tema de un cliente que acabó muy bien, y de estas cosas que terminamos hablando de la situación del pais, de la cantidad de fraude que ha habido y sigue habiendo y... me contó en confianza, sin dar nombres ni demasiado detalles, fraudes que como dijo él... también explican la situación en la que estamos. No hablo de grandes fortunas, ni de personajes importantes... hablo de fraudes "a pie de calle"... que si cobrar el paro mientras hago chapuzas... que si cobrar un subsidio al mismo tiempo que cobro en negro el alquiler... que si no dar de alta a la empleada de hogar porque además ella lo prefiere porque así le dan la paga de emancipación... Eso también es robar al pais... Lo malo es que en la lucha contra esos fraudes se estaba encontrando con auténticos dramas humanos fruto de esta crisis.

Y entonces me dijo la frase con la que comienzo el post, refiriéndose a la crisis en general:

Nos han robado el dinero, pero eso no es lo peor, nos han quitado la ilusión.

Y qué razón... qué razón tiene este hombre... estos días estoy viendo a muchos de mis clientes, y efectivamente... ves a la gente sin ilusión, sin ganas de nada. De algún modo se sienten arrastrados por una corriente de crisis que por mucho que quieras luchar contra ella, te arrastra si así lo decide. 

Hace tres meses un cliente me dijo que había dejado de ver las noticias porque vivía más feliz sin saber nada de la prima de riesgo. HOy me ha dicho que iba a mirar de aguantar el verano, que en su trabajo suele ser temporada buena... pero que en septiembre, seguramente, cerraría... y eso que no tenía de qué vivir. Pero que se había cansado de luchar. Que no tenía ánimo ni ganas ni nada. Este hombre se dio de alta hace cinco años, con unas ganas increibles de comerse el mundo, con un buen proyecto de empresa, sin ánimo de pelotazo, simplemente, ganarse dignamente la vida y quizá crear un par de puestos de trabajo. De aquellas ganas sólo queda un enorme hueco, el proyecto se ha ido poco a poco a pique, y no por no lucharlo, por supuesto, nada de crear puestos de trabajo, y él, su mujer y su hijo de momento si comen todos los dias es gracias a sus padres y sus suegros.

Este es sólo un ejemplo... a diario veo muchos cuadros, muy muy duros. Y en todos ellos, además del trabajo, como me decía este inspector, falta la ilusión.

Eso es lo peor que nos podían robar. La ilusión, la esperanza, las ganas.

sábado, 23 de junio de 2012

No tener miedo a decir lo que sentimos

Atravieso últimamente una fase "hippy filosófica" como yo misma me autodefino... no es que vaya repartiendo flores ni predicando nada por el mundo... pero de repente me vienen pensamientos a la cabeza y los suelto tal cual. Pensamientos positivos, o que intentan hacer pensar al que se los suelto.

El otro día un compañero de profesión me comentaba aquello de "no me gusta cumplir años". Típico comentario cuando los números empiezan a ser elevados... y yo le metí un rollo hippy filosofico de alegría de poder cumplirlos, de la alegría de respirar cada día, de la alegría de tener unos hijos que te estiren de las orejas... de estar ahí, simplemente, un año más. Y tener salud y amor. Aunque de dinero no andemos sobrados, y los problemas se multipliquen. Se me quedó mirando con cara de "esta tía se ha fumado algo que le ha sentado mal" porque además no tengo una especial confianza con él, y el comentario me salió sólo, de tirón y sin pensar.

Hoy... he recibido una visita muy especial.
He estado buscando en el blog el enlace, y me acabo de dar cuenta que esto no lo debí de contar aquí, sino en el blog de Lamama, así que como no tengo tiempo, lo cuento resumidamente:
Hace uno años, unos 8 o así... cuando yo no tenía a mi hija, y la verdad, no andaba yo muy animada todavía a tener niños... "algún día los tendré"... "buf, es que el trabajo..."... vino una clienta a la gestoría. Una señora mayor, que hablando hablando, me dijo algo así como "tú sabes lo triste que tiene que ser hacerse mayor y que nadie llame a tu puerta...". Me hizo pensar. No es que fuera un discurso lo que me dijo... fue un comentario suelto en una conversación... pero a mí me removió algo por dentro... y me puso en marcha lo que la gente llama "reloj biológico". Es cierto que yo siempre pensé en tener niños... cierto... Y es cierto que otra frase que me dijo mi amiga Alicia "si no te imaginas el futuro sin hijos tu misma te estás respondiendo"... también me hizo pensar. Pero si tengo que dar un punto, un "click" que me hizo reaccionar... fue aquella frase. De una clienta, a la que conozco hace tiempo... pero que no era nadie especialmente especial para mí.

Hoy... ha venido de nuevo a la gestoría. Por las mismas fechas: campaña de renta. Está ya muy mayor... Y bueno... me ha preguntado que tal estaba, qué tal mi hija... y he decidido que si yo sé que ella fue mi "click"... ¿porqué no contárselo y darle las gracias? Igual no es lo más normal, que vayas a hacer la declaración, y tu asesora entre impuesto e impuesto te suelte un: "usted hace mucho tiempo me dijo esto... y me hizo pensar... y por eso me decidí a tener a mi hija...". Pues yo hoy, en mi linea hippy filosófica se lo he dicho... Y sé que le ha hecho ilusión oirlo decir. Me ha dicho que esa frase "que nadie llame a tu puerta" es muy suya... que ella la dice muchas veces... que no recuerda nuestra conversación, pero que se alegra infinito de haberme hecho pensar.

Creo que tenemos demasiado miedo a decir lo que sentimos. Sobre todo, cuando es bueno... Parece que nos hiciera sentir débiles. Y yo hoy sin embargo, me siento feliz.

lunes, 28 de mayo de 2012

Helados para celebrar...

Que hoy hubiera sido el cumpleaños de mi madre.

Igual es de estar un poco loca... o desgarradamente triste...

Pero no quiero que mi hija recuerde la tristeza de la pérdida de su abuela... me gustaría que recordara la alegría de las meriendas compartidas... la complicidad de los secretos "cuando mamá no escucha"... las promesas de una sorpresa para mañana... el divertimento de los cajones del dormitorio... la felicidad de estar una sentada junto a la otra... haciendo cualquier cosa. Sé que mi hija olvidará todo eso... que algunas cosas no las recuerda ya... que es inevitable... aunque me resulte tan injusto y tan doloroso...

Pero sí puedo... mantener su espíritu... y mi madre no quisiera que hoy fuera un día de lágrimas... que también lo está siendo... mi madre me hubiera dicho: déjate de llorar, y haz algo especial con tu hija...

Así que ayer le dije a mi hija que como hoy hubiera sido el cumpleaños de la yaya, aunque ella no estuviera, podíamos hacer algo especial para celebrarlo. Me dijo que quería ir al cementerio, que ella nunca había estado en uno, y quería saber cómo son. Lo que me parece un poco duro para una niña de 6 años, que se va a encontrar de golpe con lo que es una tumba... y aunque yo le haya dicho mil veces que "lo que su abuela fue" aparte del cuerpo... está en el cielo... sé que ir al cementerio iba a ser un shock... vaya, que si mi madre se entera se levanta de la tumba sólo para decirme que si estoy loca o qué... llevar a mi hija allí porque sea su cumple...

Asi que... como diría mi madre... "me la he traido a mi terreno"... y nos hemos ido a comprar helados de postre. Se ha conformado con un Calipo, que es lo que me lleva pidiendo semanas, y a mí no me gusta, porque es un helado de hielo... pero para ella... pues era un capricho. (Ya de paso me ha recordado que la yaya cuando estaba en la clínica le hacía llegar huevos kinder, que yo le daba cuando llegaba a casa... asi que también ha caido el huevo...).

Igual es una tontería... pero para eso están las abuelas... para consentir a los nietos, y disfrutar viéndolos sonreir. Aunque cada vez estoy más enfadada con Dios... y probablemente no haya un más allá, ni un cielo, ni un "algo" que compense las injusticias que hay por aquí... me gustaría pensar que desde algún sitio... mi madre es feliz viendo a su nieta tomarse el helado que era su capricho.



sábado, 26 de mayo de 2012

Bancos, bancos, bancos...

Y no los del parque, precisamente...

Cabreadica me tienen...

* Para sacar dinero, mejor el cajero
* Para ingresar dinero, mejor el cajero
* No actualizamos libretas, eso el actualizador, que casi siempre está estropeado, pero eso es otra cosa.
* Para pagar recibos, los martes y jueves de 9 a 9:30, los dias 10 a 20 de cada mes (eso si os fijais son 3 dias al mes, media hora cada día).
* Si no eres de esta oficina no te atiendo
* Los trámites mejor te los haces telemáticos y así no me molestas
* Te cobro comisiones hasta por respirar. Y si no respiras también, porque como estás muerto, no protestas y eso que me llevo.
* Dejo de enviarte información por papel, que para eso todo el mundo debería tener internet. Me da igual que no quieras funcionar por internet, me da igual que no tengas ordenador, me da igual que tengas 80 años y no sepas ni cómo se enciende un ordenador, o seas un parado que has tenido que prescindir de la ADSL para llegar a fin de mes. Me da igual.

Pero ahora viene lo gordo. En mi opinión, roza la ilegalidad. Y desde luego, deja a los clientes en una situación muy muy muy peligrosa:

Hay muchas entidades, muchas, que este año no han remitido la información fiscal a sus clientes. Cuando el cliente va a reclamarla porque no puede o no quiere obtenerla por banca electrónica la respuesta es: no, es que de eso ahora se encarga hacienda, usted coja los datos del borrador, y ya está. Y esto es totalmente irregular porque:

* TODO PAGADOR... sea empresa, banco u osito de peluche... está obligado a facilitar a su perceptor un certificado de retenciones donde conste el total percibido, lo retenido, y la naturaleza de la relación.
* Cuando hacienda envía el borrador, o los datos fiscales (que esa es otra... este año por correo postal están enviando lo mínimo de lo mínimo)... deja muy clarito que esos datos son los que conoce la administración en tal fecha. Pero que es obligación del contribuyente comprobar que son correctos, completos, y que debe informar de los errores que puedan contener. Y que en todo caso, es el contribuyente responsable de lo que firma y/o presenta. Pero claro... si los bancos no emiten esa información fiscal... ¿con qué la puede comparar el contribuyente? Con nada. Y en caso de error, (que es muy muy muy frecuente, más de lo que pensamos)... el contribuyente está vendido. Si el error es en su contra, hacienda no le va a avisar. Pero si el error es a su favor... por supuesto que lo hará: con intereses de demora, sanciones y todo lo que pueda "adornar" el requerimiento.

Así que... exigid lo que es vuestro. Vuestra información fiscal es vuestro derecho.

lunes, 14 de mayo de 2012

SI-SE-PUEDE

Una frase para el fútbol, pero también, por favor, para la vida:


SI-SE-PUEDE

jueves, 10 de mayo de 2012

10 de Mayo. Día del Lupus.

Hoy es el día del Lupus. Enfermedad que no se inventaron los guionistas de House y que tiene poco de gracioso para el que la padece.

Una de mis mejores amigas la tiene, y para mí es un ejemplo constante de como hay que tomarse la vida, dando importancia a lo que la tiene, y dejando pasar lo que no la tiene. Preocupándose cuando toca, y no antes, ¿verdad, Mari Luz? Porque sino, a veces te preocupas a lo tonto, porque no había lugar, o dos veces: antes de... y cuando llega el momento.

Asi que felicidades a todos los que día a día viven-conviven con la enfermedad, superándola, no dejándose vencer, manteniendo el ánimo y luchando por darla a conocer, y por ganar el respeto que se merece.



domingo, 6 de mayo de 2012

Dia de la madre

Hoy  no es un buen día para mí. De hecho, no estoy escribiendo esto hoy, lo he programado porque no quería que se quedara sin escribir, pero sé que hoy no voy a tener el ánimo para escribirlo.

Hoy es el día de la madre. Mi primer día de la madre sin mi madre. El puñetero calendario ha querido además que justo vaya a caer el día del primer aniversario de su muerte.

Son muchas las cosas que quisiera decir sobre mi madre, pero no sirven de nada porque no está ella para leerlas. Asi que os pego literales, las palabras de un artista que a mí personalmente no me gusta... pero cuando alguien tiene razón, es que la tiene:

"No dejéis que el tiempo decida. No dejéis que os gane... Llamad a vuestros padres ahora mismo para decirles que son lo mas importantes de vuestra vida."

Esto lo escribió en Twiter Alejandro Sanz, hace unos días. Su madre había muerto, y él expresó así su dolor. Conozco bien ese sentimiento porque es el que llevo arrastrando hace ya un año. 

Por si fuera poco, hace unas semanas leí algo sobre un estudio de estos tontos y absurdos que se hacen... pero entre muchas tonterías decía que las madres lo que más apreciamos de nuestra familia es un abrazo. Más que un gracias, lo que de verdad apreciamos es un abrazo. Y yo sentí que en muchas ocasiones dejé de dar abrazos, y besos, y de dar las gracias.

Y ya no tengo ni a quien llamar, ni a quien dar un abrazo, ni a quien dar las gracias... Y cuando pude hacerlo, no lo hice. O no tanto como hubiera debido... o como me hubiera mandado el corazón, si el corazón no hubiera estado estresado, agobiado, atontado... con esta vida absurda que nos arrastra.

En fin... no soy de dar consejos... pero... ahi teneis el teléfono... ¿a qué esperais? Llamad a vuestras madres porque sí, porque os apetece escuchar su voz y decirle: mamá, cuanto te quiero...



sábado, 7 de abril de 2012

Procesiones y Cena en El Timple

Ayer fue una tarde emocionante. Por dos cosas muy distintas, muy dispares, pero las dos me hicieron emocionar.

LA PRIMERA... la procesión del Santo Entierro de Zaragoza. Ando yo atea perdida, peor todavía, ando enormemente enfadada con Dios... Y sin embargo este año las procesiones me han emocionado más que nunca en la vida. Igual influye que los dos últimos años he estado fuera de juego procesioneril. También puede influir que por estas fechas el año pasado (y el anterior) andaba yo con mi propio sufrimiento personal... Y a lo mejor la he cogido con más ganas... No sé.

Yo no sé muy bien cómo son las procesiones en otros puntos de España. En Zaragoza cada cofradía hace en realidad dos salidas: la primera, desde su "casa madre", por decirlo de algún modo, y llevan el paso (osea, la imagen que corresponda) hasta la iglesia de San Cayetano, que es de donde salen luego todas las cofradías el día de la procesión del Santo Entierro. Es una procesión larga larga... como dos horas y media de procesión, o un poquito más.

Yo he visto esta procesión "inundada" de espíritu religioso... hasta hace un tiempo... menos "inundada" después, y de sequia total y absoluta ahora mismo. Y siempre me emociono. Andaba yo pensando ayer... mientras oía a las cofradías, con sus ritmos de bombos y tambores, con sus toques de trompetas... hay gente que se emociona al oir un concierto... sea de música clásica o sea de AC DC... pues a mí me emocionan los bombos y los tambores, oye... me traen recuerdos de niña, de cuando los iba a ver con mis padres... Pero no sólo eso... Es que me resultan emocionantes. Y no sólo a mí, a la vista de la cantidad de gente que había viendo la procesión. Mi hija, que no recordaba la última procesión que vio, porque entonces tenía tres años, me dijo que le gustaba muchisimo, y que le resultaba ... emocionante.  Y costi, que reniega de todo lo que sea religión, siguió la procesión con el librito-guía que le habían dado hace unos dias en una caja de ahorros. Sé que hay mucha gente que no lo comprende, que lo critica... quizá por el tinte religioso... pero es que si le quitas ese tinte religioso... también tiene su fondo cultural, es una cosa nuestra...

Mención aparte las obras de arte que son muchos de esos pasos... religiosos, sí, pero obras de arte. Hace unos siglos las obras de arte eran todas religiosas, qué le vamos a hacer... a nadie se le ocurrió hacer una taza de water barroca o un lapicero gótico... Por la mañana había estado viendo la exposición de Andy Warhol de la que os hablaba por aquí, y me gustó, sí, no voy a decir otra cosa... pero ¿porqué la gente puede admirar ese arte y criticar el otro? Todo es arte, en realidad...

LA SEGUNDA... ¡Ayer estuvimos cenando con nuestra hija en El Timple!.

Quienes no sois de Zaragoza estareis pensando en algún sitio superchic y super de moda, de esos que hay que pedir reserva con cuatro meses de adelanto. O quizá penseis que es un sitio super-exclusivo de estos que hay que ahorrar un año para pedir un vaso de agua...

El Timple es un local de no más de 30 metros cuadrados, cuya carta se compone de: francfurt, hamburguesa (con queso o sin queso), campero (con hamburguesa o sin ella) y patatas fritas. El primero que abrieron en Zaragoza lo hicieron cuando yo tenía 10 años, junto al cole al que yo iba. Era un "sitio de mayores"... de hecho nunca lo veías abierto... porque abría a la hora "de salir". Y con 10 años, obviamente, no salías por ahí con las amigas. Como mucho lo veías cuando ibas a dar una vuelta con tus padres, y dentro, pues eso, había "gente mayor". Y un día te haces mayor... y El Timple era visita obligada todos los fines de semana. Unas veces antes de salir, "para ir cenada", otras en medio de la juerga... "para hacer esponja".  Incluso entre semana... yo tenía entonces la gestoría muy cerquita de aquel Timple original... y cuando costi venía a buscarme, muchas veces parabamos allí a tomar "un francfurt completo" (osea, con ketchup, mostaza y cebolla),  o una hamburguesa completa (osea, con queso, cebolla, mostaza y ketchup) o un campero (jamon york, cebolla, tomate, lechuga, todo picadito, y mahonesa). Las patatas fritas, con mahonesa y ketchup.  No era para nada un sitio "chic", ni "especial"... pero tenía su encanto. Luego te vas haciendo mayor... mi última visita al Timple... que yo recuerde... fue el día de la boda de mi amiga Asun... que se casó por la mañana, hicieron comida, baile... y luego seguimos la juerga... y a mi amiga se le antojó un perrito de el Timple. Y alli que entramos, con su vestido de novia con un cancan y una cola inmensos... y sus amigas, osea, nosotras, vestidas de bodorrio... jajajajaja... aún veo la cara del chico que nos atendió... jajajajaja... y cuando le dijo: oye, ¿de verdad te has casado hoy? ... JUASSSSSS...

El caso es que ayer decidimos ir con nuestra hija. Y pedimos uno de cada... para que probara ella, y para recordar nosotros... Y ahi estabamos contándole estas cosas... cuando entraron dos mozos... asi de nuestra edad... rondando los 40... uno de ellos me sonaba muchísimo... iban con sus hijas... se pusieron a nuestro lado... y de repente les oigo decir: es que los fines de semana... cuando ibas de juerga... te venías aqui, te pedias un campero o una hamburguesa... y luego seguías la marcha... Me los quedé mirando, de nuevo. Efectivamente, el que me sonaba, quitándole 20 años, era de los habituales por allí. Habían ido al Timple... pues a lo mismo que nosotros...ajajjaja... a recordar, y a compartir con sus hijas.

Ayssss... llamadme ñoña, pero compartir ese rato con mi hija me resultó... emocionante.

miércoles, 4 de abril de 2012

Qué estres de vacaciones...

Siempre pasa lo mismo... y no termino de acostumbrarme...

Cuando llegan vacaciones... o puentes... yo lo único que deseo es desconectar del trabajo unos días, poder estar con mi hija, pasear juntas, hacer alguna recetilla, jugar a tiendas (que le vuelve loca)... y poco más.

Pero hay veces que me dan ganas de pedir que anulen estos periodos de descanso... porque de verdad que el estres previo no me termina de compensar el relajo posterior...

¿Porqué todo el mundo acostumbra a dejar TODO para el dia antes de vacaciones,  y cuando lleva meses demorando, demorando, resulta que luego es absolutamente vital que quede resuelto justo antes de vacaciones? ¿Porqué pretenden echarme a mí la responsabilidad de que ese trámite que lleva meses durmiendo en su mesa o en su memoria, quede resuelto justo la tarde antes de marcharse, y sino resulta que soy peor que el toro que mató a Manolete? ¿Porqué todo el mundo tuerce el morro cuando les digo que el sábado de sábado santo no voy a ir a trabajar?

Jolines... que el próximo lunes el sol saldrá de nuevo, los plazos seguirán contando, y si no has hecho un trámite en cinco meses, no pasará nada porque espere cuatro días...

Cuestión aparte es explicar a una niña de 6 años que no pasa nada por no ir a la playa, a la montaña, o al pueblo, como hace casi todo el mundo, y como se empeñan en vendernos en la tele. Yo jamás salí de vacaciones en estas fechas, y no pasó nada.  Pero claro, ahora no sales y resulta que eres un bicho raro...

viernes, 2 de marzo de 2012

Con una sonrisa... la verdura está más buena.

            Llevo unos días acordándome de este post.  A veces es dificil encontrar un sitio donde te atiendan así de bien. Por eso, cuando lo encuentras, tienes ganas de contarlo. Aunque a veces según a quién se lo cuentas se te queda mirando con cara de ¿ehhhh??? como si estuvieras diciendo una tontería, o fueras una "sansirolé" por sentirte feliz por algo así.
           Llevo un mes o así con ganas de contar donde compro ahora la fruta y la verdura. Un sitio donde me tratan muy bien, y donde tantas veces como les he preguntado, me han contestado con una "sonrisa virtual". Incluso un dia que les mandé un mail reclamando un recibo... y la equivocada era yo... (ays, qué vergüenza, por Dios...) pues hasta ese día me contestaron con una sonrisa virtual... y es que a veces...  ¿no os pasa que leeis y veis una sonrisa entre lineas, cuando os escriben según qué y cómo?.

         Bueno, a lo que iba: Últimamente no compro la fruta y la verdura en ninguna tienda, ni en ningún super. Desgraciadamente, las fruterias que me pillan cerca de casa las he tenido que ir eliminando por feos detalles que una vez los perdonas, pero cuando son reiterados o se acompañan de una mala contestación pues piensas... ahi te quedas. La fruta y verdura de los super... pues no siempre invita a ser comprada. Y la mayor parte de las veces, como dice mi costi "no sabe a nada"...

         No me terminaba de decidir a escribir este post, primero, porque pudiera parecer una cuña publicitaria en mi blog, y para nada. Si quisiera hacer publicidad... la haría de mí misma...ajajajjaja... o de alguno de mis clientes, a ver si se hacía millonario y me contrataba...ajajajjaja... Y segundo, porque no sabía si les parecería bien que les nombrara en mi blog. No les conozco realmente "de nada" y no tenía porque hacerles gracia que yo les nombrara por aquí.

          Pero mira por donde, hace unos días recibí un mail de este sitio, en el que decían que en el pedido de esta semana, para el que hiciera pedido, iban a incluir unos folletitos, 10 nada más, para que si queríamos y estabamos contentos con sus productos, hicieramos un poco de publicidad entre familiares y amigos. Yo esa semana no les iba a hacer pedido. Así que en vez de repartir 10 folletos entre familiares y amigos, lo cual además no es necesario porque ya les he contado este descubrimiento, os cuento, que el sitio donde compro la fruta y la verdura es aquí
            Os puedo decir que la fruta y verdura es buenisima, que el brocoli es suave suave, los puerros da gloria verlos, las mandarinas son zumo puro, la borraja casi no hace falta limpiarla porque es tierna tierna, la col (tanto la de hoja como la de flor) está rica rica... Que se nota en el sabor, y se nota "en el comer" que esta verdura y esta fruta es "rica-rica" (si mi madre me leyera no se creería que yo escriba esto...).

          También es cierto que que te lo traigan a casa, o puedas ir a buscarlo a cualquier hora al punto de entrega (que tienen en muchos sitios: Zaragoza, Madrid, Barcelona, Tudela y... creo que me dejo alguno...) pues también tiene su "puntito"... que te avisen para si les quieres hacer un pedido... pues es que lo ponen fácil. 
       
              Pero que lo que más me gusta de ellos es... que no les he visto la cara, pero cuando les escribo, siempre me contestan pues eso... con una sonrisa... que les preguntas, les planteas, les cuestionas... incluso...ajajjaja... les pides una receta para cocinar esto o aquello que no sabes cómo hacerlo... y siempre te contestan con "una sonrisa entre lineas"... y eso es lo más bonito.

             Porque las sonrisas se contagian, no me digais que no...  Y en estos tiempos tan dificiles, todo se lleva un poco mejor con una sonrisa. Que encima, es gratis.







jueves, 16 de febrero de 2012

Jueves lardero...

... longaniza en el puchero.

Es una de esas fechas que nunca se me pasan. Que les tengo un cariño inmenso. Uno de esos recuerdos de la infancia...

Cuando yo era niña no se celebraba el jueves lardero. O al menos, no en mi entorno. Siempre pensé que era una costumbre del pueblo de mi padre (Illueca), porque mi padre salió de su pueblo muy niño, pero siempre mantuvo contacto con sus amigos de allí, de joven iba a fiestas, y a nosotros nos contaba las costumbres, las fiestas, los dichos, las tradiciones... de su pueblo.  Asi que como mi padre nos hablaba del jueves lardero, yo decidí que era una costumbre de su pueblo.

Jueves antes del miércoles de ceniza... comienzo de la Cuaresma... pues la tradición del jueves lardero (la de mi padre, la de mi casa...) dice que ese dia tienes que comer un guiso de longaniza. Un palmo de longaniza. Osea, los mayores un palmo grande, los pequeños un palmo más pequeño. MI madre hacía un guiso de patata, verdura, longaniza y huevo escalfado. Esto lo recuerdo desde que era niña. Y el soniquete: jueves lardero... longaniza en el puchero.

Luego ya poco a poco empezó a sonar fuera de mi casa... las carnicerias, algunas al menos, comenzaron a anunciar en sus escaparates la tradición, algunas panaderías comenzaron a vender lo que en otros sitios se llama bollo preñao, sólo que no de chorizo, sino de longaniza. En el cole de mi hija les reparten a todos los niños para merendar uno de esos panecillos... lo organiza la asociación de padres. Y me hace más ilusión que cualquier otra fiesta... me recuerda a mi infancia... a mi historia... a mi pasado familiar del que ya no volveré a "oir batallitas"...  

¿Sabeis que día es hoy? Pues hoy es... JUEVES LARDERO... LONGANIZA EN EL PUCHERO.

Me edito... porque esta entrada la había programado ayer... E imaginaos qué cara se me quedó cuando me cuenta anoche mi hija que en el cole les habían explicado que hoy era "una fiesta", y le digo: ¿ah, sí? ¿y qué fiesta es? Y me dice: mamáaaaaaa... mañana es SAN CHORIZO... no me digas que no lo sabías...