martes, 25 de agosto de 2015

Mis indispensables del verano

En cualquier otro blog un post con este título se llenaría de fotos de ropa cómoda y fresquita pero supermegafashion, colores de uñas, de ojos, de labios y hasta de pelo...

Pero no... mi título va por otros derroteros.

Aqui van las fotos de mis dos indispensables en mis pocos días de playa, ambos comprados en Decathlon:


¡Qué poco glamouroso! jajajajja... pero no por eso menos imprescindibles.

Creo que no necesitan grandes explicaciones:

El primero una especie de minitienda de campaña, parasol, creo que le llaman. Ideal para guardar dentro las cosas que se llevan a la playa, protegiéndolas de arena, agua y manos ajenas. Ideal para meterse dentro si hace mucho sol, mucho aire, o incluso, como me pasó a mí, demasiado frio para estar mojada después de salir del agua un dia de temperaturas más bien bajas. Incluso, para, como hice yo, tapar la parte de delante con una toalla y cambiarte de ropa cuando decides que tu hija está muy bien dentro del agua pero tu ya tienes frio en bañador fuera de ella. Te metes, haces un poco de contorsionismo, y te vistes dentro. No es mi caso, pero ví a una madre tomando el sol, con los pies dentro de la tienda, mientras dentro dormía plácidamente a la sombra su pequeño de uno o dos años. El niño estaba protegido, y la madre estaba tranquila porque aunque hubiera despertado y querido salir, ella se hubiera dado cuenta de inmediato.

Como anécdota contaré que un dia de mar muy picado una ola de estas que salen en las noticias "me atacó" estando dentro de la tienda, pero no se llevó nada porque al darme cuenta de lo que pasaba y que desde luego no podía recoger todo y salir corriendo, lo que hice fue levantar un poco el suelo de la parte de delante, y el agua pasó por debajo, no afectando para nada el interior de la tienda.

Por supuesto, sólo la aconsejo en playas como las del norte: enormes, inmensas, sin aglomeraciones, sin gente que discuta por un palmo cuadrado de arena. En el mediterraneo, tipo Benidorm, Salou o similares, estas tiendas me resultan complicadas de encajar.

Se pliega en forma de círculo, con bandolera, y no pesa nada. Tan nada pesa que intenté entrar en el coche con ella colgando del brazo, y casi lo consigo. Jajajjajaja.

La segunda, una silla de toda la vida, muy resistente, con espacio para un botellín de agua. Pero que se pliega de modo que ocupa lo que un paraguas, y pesa lo mismo. Nada que ver con las silletas plegables de hace años... que yo las odiaba: pesaban, ocupaban un montón incluso plegadas, y no sé cómo me pegaban cada golpe en los tobillos que... aysssss

¿Qué imprescindibles del verano teneis vosotr@s? ¡Soy toda ojos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario